Cae una banda de británicos que cultivaban marihuana en España y vendían en su país

Enviaba camiones desde España a Reino Unido con marihuana oculta en embalajes de mármol

sociedad

| 20.05.2017 - 09:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional y las autoridades del Reino Unido han detenido a 24 miembros de una banda de ciudadanos británicos, de entre 22 y 25 años, que cultivaba marihuana en Alicante, Málaga y Barcelona y la vendía después en su país.

Según informó la Policía, los arrestados disfrutaban de un alto nivel de vida con los beneficios del narcotráfico. Así, residían en zonas de lujo de Marbella o Barcelona y poseían automóviles de alta gama.

La banda cultivaba la droga en viveros que tenía en Alicante, Málaga y Barcelona. El estupefaciente era preparado en un piso y embalado en una nave ubicada en el municipio tarraconense de Roda de Bara, lugar desde donde se enviaba al Reino Unido en camiones dentro de embalajes de mármol.

La investigación comenzó en junio de 2016, tras recibirse una información de las autoridades británicas sobre el asentamiento en Barcelona de un grupo familiar dedicado al tráfico de drogas desde España a Liverpool.

UNA EXPLOSIÓN LES DELATÓ

Una explosión producida en esa ciudad británica, en la que aparecieron explosivos caseros y 150 kilogramos de 'speed' propiedad de dos de los implicados, llevó a la Policía de Merseyside a arrestar a tres personas encargadas de distribuir en la ciudad la droga importada. Además, se localizaron cinco kilogramos de cogollos de marihuana en dos registros realizados en Liverpool.

Las pesquisas permitieron determinar la existencia de una banda de narcotraficantes dirigida por dos hermanos y que desde España enviaban droga a Reino Unido. Más adelante, los agentes dieron con un subgrupo que desarrollaba también la actividad ilegal en territorio español y estaba compuesto por ciudadanos ingleses de entre 22 y 25 años.

Estos jóvenes actuaban bajo las órdenes del yerno de uno de los cabecillas de la trama y disfrutaban de un alto nivel de vida. Sin tener un oficio aparente residían en zonas de lujo de Marbella o Barcelona y poseían automóviles de alta gama.