Cae red que introducía iraquíes en España a los que cobraba hasta 50.000 euros

Policía Nacional (Archivo)

sociedad

| 25.08.2016 - 10:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido en Madrid, Barcelona y Gerona a cuatro responsables de una red que introducía en España a ciudadanos iraníes a los que cobraban entre 20.000 y 50.000 euros por el traslado. Según explica la Policía, uno de los arrestados es un intérprete de idioma farsí que trabajaba en juzgados y administraciones, en las que ofrecía a las personas traficadas cuando iban a declarar pasaportes falsos y desplazamientos a otros países de la Unión Europea.

Los arrestados utilizaban una compleja ruta para llegar a España, pasando por Turquía, Dubai, Brasil, Paraguay y Bolivia antes de llegar a nuestro país para disimular el tráfico ilegal de personas procedentes de Irán. Durante la investigación otras quince personas han sido detenidas por delitos de falsedad documental.

Los agentes iniciaron las pesquisas a partir de informaciones obtenidas en una operación anterior, con las que constataron la existencia de una organización criminal dedicada al tráfico de seres humanos desde Irán. En esa ocasión la ruta era diferente y pasaba por Turquía, Dubai, Brasil, Paraguay y Bolivia -donde se les facilitaba los documentos falsos- hasta llegar a España nuestro país.

Cuando los agentes comprobaron la presencia en España de los miembros de la organización se realizaron las detenciones en Madrid, Barcelona, Hospitalet de Llobregat y Lloret de Mar. En los registros realizados se han intervenido además de documentos de viaje de Rumanía y Bulgaria falsos, diversa maquinaria para realizar las falsificaciones como una plastificadora, una encuadernadora térmica, plásticos, una guillotina cortadora de precisión, así como material informático y telefonía.

La Policía señala que las investigaciones fueron complicadas porque uno de los investigados residía en el Reino Unido y se desplazaba a España durante breves periodos de tiempo. Los principales miembros del entramado pertenecían a una conocida familia dedicada al tráfico de seres humanos en Irán, su país de origen, y tenían como apoyo logístico en España al intérprete de idioma farsí arrestado.

La operación ha sido llevada a cabo por la Brigada Central de Falsedades Documentales de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, la UCRIF de Barcelona y la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Madrid.