Cabellos lisos y mucha fantasía en el color marcan la tendencia del otoño

En el Salón Look Internacional de Ifema

sociedad

| 19.10.2014 - 09:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Melenas XXL, flequillos asimétricos y toda una fantasía de color son la clave que los estilistas marcan como tendencia para el otoño-invierno 2014 en el Salón Look Internacional de Ifema, en un alarde de creatividad que no todo el mundo podrá seguir al pie de la letra, por mucho que se empeñe.

El cabello liso y suelto le gana la partida a trenzados, moños y ondas y los tonos extremos, algunos rayando con el flúor, parecen sacados de la imaginación de un niño.

"Hasta que Ronaldo no se ponga rizos, estarán desterrados del cabello", comenta con sentido del humor Fernando Lapastora, director de Educación de Matrix (L'Oréal), marca de cosmética americana para el cabello que participa en esta feria, que se celebra en los pabellones 12 y 14 de la Feria de Madrid hasta este domingo.

La colección Graffiti, inspirada en la corriente cultural y artística de "rebeldía" y "protesta social", es la que adopta Matrix para presentar sus tendencias para esta temporada, asegura Lapastora.

Flequillos imposibles, geométricos, dibujados casi con escuadra y cartabón, "con capas de cabello de mucho espesor" son los que ocupan el espacio hacia los ojos, siempre en sintonía con el cuerpo, explica el especialista.

Melenas cortas y lisas en las que el cabello ondulado no tiene espacio. "El liso está muy afianzado. Pero no es plano y recto, tiene forma", asegura Lapastora.

Mariló Gallardo, estilista de DBS, indica también que la apuesta viene marcada por cortes radicales que conviven con melenas largas y muy lisas.

El color se incorpora como elemento de contraste en los que no se juega con la "claridad" sino con la "intensidad del reflejo", dice Lapastora.

Colores lavados con reflejos suave en colores intensos.

Verde ácido, rosa, turquesa, violeta son algunos de los que aparecen en la paleta de la firma italiana Sens.Us, una alegría divertida y transgresora para cabelleras con personalidad. Tonos que se van degradando y adaptando a todo tipo de tonos naturales para ensamblarse a la perfección con ellos.

"Son colores de fantasía, que se aplican sin antioxidantes tanto en cabellos largos como cortos", apunta Jacomo Janelli, técnico de Sens.Us.

El resultado: un juego divertido para gente "joven", para ellas y para ellos, y para aquellos que arriesgan cada cambio de estación.

Fernando Lapastora dibuja para ellos, cuello y laterales muy marcados, varoniles, largo y con volumen en la parte superior, un "look" al que la barba se une y viene a revitalizar el oficio de "barbero" de otro tiempo, pero "actualizado".

Algo en lo que coincide Mariló Gallardo, quien puntualiza que la barba debe de estar muy "cuidada".

Profesionales de la belleza, la cosmética y la estética copan los pasillos de Salón Look Internacional, la feria de la imagen y la estética integral en busca de las últimas tendencias, donde nutridos grupos de estudiantes deambulan por los estands con un "look" con el que pocos dejan traslucir hacia donde va su futuro profesional.

Un pasarela de la belleza en la que la cosmética para el cuidado del cabello, los instrumentos para modelarlo, y las técnicas para domar al más encrespado demuestran que el sector es uno de los que más crece a pesar de la crisis, según los datos que ha dado a conocer la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética.

Según la consultora Key Stone, desde 2011 el cierre de salones de peluquería ha ido creciendo paulatinamente. Sin embargo según las consultoras Nielsen e IMS para la patronal del sector, comienzan a aparecer los primeros signos de estabilidad, revirtiendo así esa tendencia negativa.

Un elemento positivo que da confianza al sector.