La niña de Málaga falleció por traumatismo craneoencefálico

Interior apunta a un accidente ocurrido después de que la pequeña se desorientara cuando cenaba con sus padres cenando en una terraza

Ha sido hallada muerta en una vía del tren a varios kilómetros de la localidad de Pizarra con un golpe en la cabeza

Será enterrada este viernes en Alhaurín el Grande

sociedad

| 27.07.2017 - 08:39 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El informe preliminar de la autopsia practicada al cuerpo de la niña de tres años, desaparecida este pasado miércoles por la noche mientras cenaba con sus padres en la terraza de un restaurante del municipio malagueño de Pizarra, apunta a que el fallecimiento de la pequeña se ha producido por un traumatismo craneoencefálico severo, según ha asegurado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

La autopsia se ha practicado este jueves en el Instituto de Medicina Legal (IML), tras lo que se ha realizado un informe preliminar, en el que se indica que "el fallecimiento de la niña de tres años se ha producido por muerte violenta por traumatismo craneoencefálico severo", y que ya ha sido entregado al Juzgado de Guardia de Incidencias, el Instrucción numero 13 de Málaga capital.

Dicho juzgado ya ha ordenado la entrega del cuerpo de la menor a la familia, han indicado las fuentes, quienes han apuntado que el juzgado que investigará la muerte de la niña será el Instrucción 10, que este pasado miércoles se encontraba en funciones de guardia de incidencias.

El cuerpo sin vida de Lucía ha sido localizado a primera hora de esta mañana a varios kilómetros del lugar de la desaparición, en concreto, junto a la línea de Cercanías, en un muro de la vía, ya dentro del término municipal de Alora. Presentaba un golpe en la cabeza.

Fuentes cercanas a la investigación han señalado que, tras el levantamiento del cadáver y después de la inspección ocular de la Policía Judicial de la Guardia Civil, la principal hipótesis que se baraja es que la niña se habría ido andando por las vías durante unos tres kilómetros, se podría haber quedado acurrucada o dormida y habría sido golpeada por un tren. No obstante, se mantienen abiertas otras líneas de investigación.

SERÁ ENTERRADA ESTE VIERNES EN ALHAURÍN EL GRANDE

La pequeña Lucía Vivar será enterrada mañana en Alhaurín el Grande, localidad donde residía junto a sus padres.

El Juzgado número 13 de Málaga, de guardia de incidencias, ha ordenado la entrega del cuerpo de la menor a la familia, según fuentes judiciales.

La alcaldesa de Alhaurín el Grande, Antonia Ledesma, ha informado a Efe de que la misa previa al sepelio de Lucía se oficiará a las 17.00 horas en la capilla situada junto al cementerio de San Gaudencio.

Los padres de la niña la perdieron de vista en torno a las 23.20 horas de ayer cuando jugaba con sus primos mientras cenaban en la terraza de un restaurante en la explanada de la estación de tren de Pizarra.

HALLADA POR UN MAQUINISTA

El cuerpo de la pequeña ha sido encontrado a las 6.51 horas por un maquinista de tren en el punto kilométrico 158,5 de la vía férrea de la línea de cercanías que conecta Álora y Málaga, según fuentes de Adif, lugar que dista siete kilómetros por carretera de donde desapareció, aunque sólo tres si se recorren a pie junto a la vía.

El informe preliminar de la autopsia entregado al juzgado número 13 indica que el fallecimiento de la niña se ha producido por "muerte violenta por traumatismo craneoencefálico severo", según han informado a Efe fuentes judiciales.

Antes de conocerse el resultado preliminar de la autopsia, el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, avanzó que la investigación apunta a un accidente ocurrido después de que la pequeña se desorientara.

Las primeras investigaciones indican que la niña se perdió, anduvo unos tres kilómetros por la vía del tren y, cuando se cansó, se acurrucó junto a la vía, donde el paso de un tren le habría causado el golpe en la cabeza.

Aunque el informe de la autopsia se ha entregado al juzgado número 13, será el juzgado número 10 el que investigará la muerte de la menor, ya que es el que se encontraba ayer de guardia de incidencias cuando desapareció.

Los ayuntamientos de Pizarra, Álora y Alhaurín el Grande han decretado tres días de luto por la muerte de la niña.