Buscan al autor de un disparo en la cara a un perro que sobrevivió

En su cuenta de Twitter, la Guardia Civil da por hecho que ha sido su propietario el autor del disparo

La Guardia Civil da por hecho que ha sido su propietario el autor del disparo

sociedad

| 03.12.2015 - Actualizado: 17:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil busca al propietario de un perro llamado Noah que fue encontrado en un contenedor de la población leridana de Balaguer con un tiro de escopeta de perdigones en la cara y que pese a la brutal herida recibida ha sobrevivido.

En su cuenta de Twitter, la Guardia Civil da por hecho que ha sido su propietario el autor del disparo ya que el tuit dice: "éste es Noah. Su dueño lo tiró a un contenedor después de dispararle. ¿Sabes quién fue? Colabora y llama al 062".

Según concreta la Associació d'Amics dels Animals de la Noguera, los hechos pasaron el 19 de noviembre en Balaguer, donde el perro fue encontrado por un vecino en un contenedor de las afueras del municipio vivo, ciego, con hipotermia y desangrándose. El vecino que lo encontró dio la alerta a la asociación, que fue la que se hizo cargo de él y le proporcionaron atención médica.

En un primer momento los veterinarios pudieron quitarle algunos de los perdigones de la cara pero, debido a la gravedad de las heridas que recibió, se le tuvo que extirpar un ojo. Primero tuvieron que esperar a que el can se recuperase de sus heridas, ya que estaba muy débil, y ayer le extirparon el ojo, además de acabar de sacarle algunos perdigones más de la cara.

Al parecer, los perdigones de plomo con los que le dispararon son tóxicos y el ojo estaba infectado, aunque es pronto aún para saber si Noah ha sufrido daños neurológicos. Según la asociación, el perro se encuentra en estado de shock, ya que se despierta con ataques de pánico y no quiere comer, por lo que se le está alimentando forzosamente y con suero.

La asociación está recaudando fondos para sufragar el coste de la intervención y su atención. Por el momento se desconoce quién es el dueño del perro y la Guardia Civil espera que con la colaboración ciudadana se le pueda identificar.