Bruselas impone a Google una multa récord de 2.400 millones por abuso de posición dominante

El gigante tecnológico Google anuncia que "considera apelar" la decisión de la Comisión Europea

sociedad

| 27.06.2017 - 11:10 h
REDACCIÓN
Más sobre: googleSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comisión Europea ha impuesto este martes a Google una multa récord, de 2.420 millones de euros por abuso de posición dominante por favorecer de forma sistemática a su servicio de comparación de precios, Google Shopping, frente a sus rivales en los resultados de su buscador. La cifra duplica la multa de 1.060 millones de euros que el Ejecutivo comunitario impuso en 2009 al grupo informático estadounidense Intel, entonces la mayor de la historia de la Unión Europea, también por abuso de posición dominante al tratar de expulsar a sus rivales del mercado de microprocesadores.

Bruselas envió un primer pliego de cargos a Google en abril de 2015 en el que denunció que la empresa reserva sistemáticamente un trato favorable a su comparador de precios en sus páginas de resultados de búsquedas generales.

En su decisión de este martes, la Comisión Europea ha concluido que Google ha adjudicado a su servicio de comparación de precios una ventaja "ilegal" al otorgarle una posición "prominente" en los resultados de búsqueda, al mismo tiempo que "degradaba" la visibilidad de los resultados sobre sus rivales.

Bruselas ha advertido además a Google de que se enfrenta a sanciones de hasta el 5% de la cifra de negocios media mundial de Alphabet, su empresa matriz, si en 90 días no pone fin a esta práctica.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha destacado en una rueda de prensa que la compañía ha diseñado "muchos productos y servicios innovadores" que "han marcado la diferencia", pero ha criticado que la estrategia de Google con respecto a su servicio de comparación de precios "no se basaba únicamente en atraer a clientes haciendo mejor su producto".

"Al contrario, Google ha abusado de su dominio de mercado como buscador promocionando su propio servicio de comparación de precios en los resultados de búsqueda y degradando a sus competidores", ha explicado la comisaria danesa.

"Lo que Google ha hecho es ilegal bajo las normas europeas. Niega a otras compañías la oportunidad de competir en igualdad de condiciones y de innovar. Y lo más importante, niega a los consumidores europeos una verdadera elección de servicios y los beneficios completos de la innovación", ha añadido.

GOOGLE, "EN DESACUERDO" CON BRUSELAS, CONSIDERA APELAR

Google ha expresado su "desacuerdo" con las conclusiones de la Comisión Europea, que ha impuesto a la compañía una multa récord de 2.420 millones de euros por abuso de posición dominante, y ha indicado que "considerará apelar" la decisión. "Estamos en desacuerdo con las conclusiones anunciadas hoy", ha declarado Kent Walker, vicepresidente senior y general counsel de Google. "Vamos a revisar con la Comisión la decisión en detalle y consideraremos apelar y continuar exponiendo nuestros argumentos", añadió.

"Cuando compras online quieres encontrar los productos que estás buscando de manera fácil y rápida y los anunciantes promocionarlos. Por esta razón Google muestra shopping Ads, con el objetivo de conectar al usuario con miles de anunciantes, pequeños y grandes, de una manera que sea útil para ambos", subrayó el ejecutivo.

En este sentido, la multinacional considera que la Comisión Europea, en su decisión sobre Shopping, "subestima" el valor de estas conexiones rápidas y sencillas y defiende que los usuarios prefieren 'links' que les lleven directamente a los productos que quieren y no a páginas web donde tengan que volver a repetir la búsqueda que ya han realizado previamente.

"Mostrar anuncios que incluyen imágenes, reseñas, precios, nos favorece a nosotros, a nuestros anunciantes y, sobre todo, a los usuarios", sostiene la compañía, señalando que "miles de comerciantes y tiendas europeas utilizan estos anuncios para competir con empresas como Amazon o eBay".

De hecho, el dueño del popular buscador destaca el crecimiento de Amazon, al que señala como "un formidable competidor", apuntando que ante el crecimiento de la empresa fundada por Jeff Bezos "es natural que algunos servicios de comparación de productos hayan decrecido a su vez". "Nosotros competimos con Amazon y otras páginas a la hora de realizar búsquedas de compra mostrando información más útil y detallada sobre los productos", expuso Walker.