Bretón niega que matara a sus hijos y afirma que daría la vida por ellos

sociedad

| 18.06.2013 - Actualizado: 20:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

José Bretón, padre de los dos menores de 2 y 6 años desaparecidos el 8 de octubre de 2011 y que está siendo juzgado por dos delitos de asesinato, ha negado hoy ante el tribunal jurado que matara a sus hijos ya que, según ha dicho, "daría la vida entera por ellos".

Bretón ha comparecido tranquilo y sereno y ha respondido a todas las preguntas efectuadas por la fiscal, la acusación particular y el abogado defensor en un interrogatorio que se ha prolongado durante más de cuatro horas.

En sus respuestas, el acusado ha querido dejar claro que sus hijos "son lo más importante de su vida" y que es "completamente falso" que los quemara en una hoguera o que le diera pastillas para dormirlos y consumar el crimen.

Además, ha asegurado que nunca ha tenido ánimo de venganza hacia su exesposa, Ruth Ortiz, y que la policía le ha impedido tanto a él como a su familia buscar a los niños desde el día que supuestamente desaparecieron.

En respuesta a las preguntas de la fiscal, Bretón ha afirmado que sus hijos han sido "la mayor alegría" de su vida y siempre ha sido un "padre bueno" que ha tratado de "inculcar buenos valores a los niños".

El acusado, que como ayer se ha mantenido sereno y tranquilo, ha llorado en un momento en que ha descrito a su hijo menor, José, como un niño "muy risueño", al que ha educado para que "siempre haga caso a su padre".

70 LITROS DE COMBUSTIBLE

Al ser interrogado por el día del suceso, Bretón ha dejado varias contradicciones, especialmente en lo referente a la cantidad de gasóleo que adquirió en Huelva antes de viajar a Córdoba con sus hijos.

En este sentido, el acusado no ha podido aclarar cómo utilizó los 70 litros de combustible que adquirió ese día, ya que ha afirmado en un primer momento que sirvió para repostar el coche a su llegada a Córdoba, aunque posteriormente ha asegurado que antes de salir de Huelva llenó el depósito por completo.

Por otro lado, Bretón ha asegurado en un primer momento que fue el psiquiatra al que acudió tras iniciarse la separación de su exesposa el que le ofreció usar tranquilizantes, si bien ha matizado posteriormente que no las usó y que las tiró el mismo día.

Otro punto importante de la declaración han sido las preguntas centradas en la hoguera donde aparecieron los restos óseos que podrían pertenecer a los niños.

Bretón ha asegurado que hizo una pequeña hoguera donde quemó papel y unas bolsas de basura que Ruth Ortiz, madre de los pequeños, había dejado en la finca de "Las Quemadillas", mientras que ha negado que allí quemara algún tipo de animal ese día.

Ha añadido que la mesa metálica que se encontró junto a la hoguera la utilizó a forma de "chimenea" para poder quemar "los troncos mejor", mientras que ha negado que la gran columna de humo que se detectó ese día procediera de su parcela.

En ese sentido, ha indicado que vislumbró esa columna de humo en las inmediaciones de su finca, mientras que ha detallado que la mesa metálica era de reducida dimensiones y que era más pequeña de lo que puede medir su hija mayor.

Por otro lado, Bretón ha negado con rotundidad que le dijera a sus "policías sombra" y a familiares de su exmujer que había matado a los niños y ha lamentado que la policía no le dejara buscar a sus hijos durante los días posteriores a la presunta desaparición.

Finalmente, el acusado ha apuntado que el encargado de la investigación en ese momento le propuso "falsificar informes" y sacarlo del país "en un avión privado" si le contaba lo ocurrido, si bien él no lo hizo ya que "no he matado a mis hijos", que son "lo que más quiero en este mundo".