Bottura, Virgilio Martínez y Thompson traen su cocina de producto a España

sociedad

| 28.11.2016 - 17:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Massimo Bottura, Virgilio Martínez y David Thompson son los cocineros protagonistas de la edición más internacional de la Maison G.H.Mumm, que se celebra desde hoy y hasta el miércoles en Madrid y que permitirá a los comensales viajar a Italia, Perú y Tailandia gracias a sus productos.

Desde hoy y hasta el miércoles Bottura, cuya Osteria Francescana (Módena) luce tres estrellas Michelin y está en el primer puesto del ránking de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo; Martínez, de Central (Lima), número uno de Latinoamérica y cuarto del mundo, y David Thompson, de Nahm (Bangkok), séptimo de Asia y 37 del mundo, cocinarán en el Palacio Carlos

María de Castro comidas y cenas bajo el lema "Ad coquinan" o "la vuelta a la cocina más auténtica".

Por ello se ha elegido a tres cocineros que miman el producto con estilos bien diferenciados. "Para ser cocinero tienes que ser muy hábil en el contrabando; nos traemos muchas cosas escondidas en la maleta", ha reconocido, con el asentimiento de sus colegas, Thompson, australiano afincado en Bangkok.

Así que Bottura se ha venido cargado de trufa blanca, queso Parmigiano Reggiano de tres años de maduración y vinagre balsámico de 50 años que elabora su familia y que utilizará en platos traídos desde Osteria Francescana y que serán el reflejo de una cocina que juega con "lo inesperado, la tradición, la evolución, lo clásico, los viajes y el sentido de la responsabilidad", ha explicado a Efe.

Más difícil lo ha tenido Virgilio Martínez, que cocina el martes y cuya despensa se basa en productos que emplean culturas indígenas, de los Andes a la Amazonía pasando por la costa. El limeño no cocinará platos de Central: "Veo como una obligación no promocionar mi restaurante cuando viajo, sino mi país y mi cultura. Y replicar platos sería muy aburrido", ha reconocido a Efe.

Ha conseguido pasar por la aduana distintas variedades de papas peruanas, semillas, raíces, algas de altura de lagunas andinas, hierbas medicinales que ha incorporado a su recetario, café, cacao y frutas con los que elaborará platos que recuerdan "a la leche de tigre, al anticucho o al cau cau".

David Thompson promete llevar el miércoles a la mesa la potencia de sabores que le enamoró de Tailandia. Langosta al vapor con curry rojo, cangrejo de caparazón blando "con mucha pimienta blanca" y curry verde de pollo son algunas de sus creaciones, con las que espera que "alguno salga con los labios bien rojos por el picante", aunque no utilizará tanto como en su país de adopción.

Esta octava edición de la Maison G.H. Mumm contará además con un espacio abierto al público sin necesidad de reservar: un mercado instalado en el patio del palacio donde los visitantes podrán tomar una copa de champán mientras conocen algunos de los productos traídos por estos cocineros.