Benasque, totalmente recuperado un mes después de las riadas

sociedad

| 21.07.2013 - Actualizado: 15:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los trabajos de recuperación del valle ya han terminado. Los hoteles y paisajes han recuperado la normalidad. El valle vuelve a ofrecer multitud de actividades al aire libre durante este verano.

La campaña de verano transcurre con absoluta normalidad gracias a que la zona cuenta ya con toda su infraestructura turística: una amplia oferta de ocio, deporte al aire y más de 5.200 plazas hoteleras.

El Valle de Benasque está considerado uno de los mejores destinos turísticos de montaña del sur de Europa con atractivos naturales como los glaciares más meridionales del continente, únicos en España.

Estos días se cumple un mes de la situación de emergencia inicial creada por las crecidas del río Ésera en el valle de Benasque. Ya las autoridades que visitaron la zona días después de las riadas, lideradas por SM La Reina, se mostraron sorprendidas por el ritmo de los trabajos de recuperación de las infraestructuras. Justamente treinta días más tarde, en el valle no queda una sola actuación de emergencia en curso.

Todas ellas han concluido y la normalidad es la tónica en el valle, ya inmerso en una temporada de verano que está resultando especialmente atractiva para los visitantes, gracias a una amplia oferta de ocio y deporte al aire libre en un entorno único.

Nadie que visite el valle hoy se atrevería a decir que hace un mes el Ésera causaba estragos en la zona. Según datos de la Central Eléctrica, el caudal del río se desbordó debido a los 450 metros cúbicos por segundo que llevaba, siendo lo normal ocho metros cúbicos. No obstante, este espectacular incremento no se debió tanto a las intensas precipitaciones que cayeron esos días, sino al rápido deshielo de la gran cantidad de nieve acumulada hasta muy entrado el mes de junio.

EL ÉSERA, EN CALMA

Afortunadamente, hoy el Ésera baja tranquilo pero con una cantidad de agua mayor a la que se podría esperar en un mes de julio normal. Y es que son precisamente las cuantiosas lluvias caídas estos últimos meses en el valle las que permiten disfrutar de ríos, cascadas, montañas, praderas y bosques espectaculares.

Una de las joyas del valle, el parque natural Posets-Maladeta, que alberga la mayor concentración de "tres miles" del Pirineo y los glaciares más meridionales del continente europeo, está abierto al 100%. Los responsables del parque han logrado tener toda la infraestructura lista para los turistas, si bien "ha sido un mes de durísimo trabajo reparando puentes, pasarelas, pistas y senderos", tal como afirma su gerente, Néstor Bolívar.

Con todo a punto para recibir al turista, y dejando totalmente atrás la situación vivida hace hoy justo un mes, el valle de Benasque retoma la normalidad para esta campaña de verano, a la que se suma un aliado que sin duda hace que su variada y atractiva oferta en un entorno de singular belleza resulte inmejorable: una climatología muy favorable con una temperatura media de 20 grados y un promedio de 85 días de sol por 5 de lluvia entre los meses de julio y septiembre.