Bajan los delitos y faltas en metro, autobuses y ferrocarriles

(Archivo)

sociedad

| 25.05.2013 - 09:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los agentes de la Brigada Móvil-Policía en el Transporte de la Policía Nacional han registrado durante este primer cuatrimestre un descenso de más de 1.000 delitos y faltas en comparación con el mismo periodo del año anterior en los medios en los que ejercen su labor, que comprenden metro, autobuses y ferrocarriles.

Según ha informado el Ministerio de Interior en un comunicado, la modalidad delictiva más utilizada es el hurto al descuido (carteristas) y las víctimas potenciales suelen ser los turistas, personas ebrias y distraídas, además de usuarios de edad avanzada e impedidos.

Esta unidad fue creada bajo la denominación de Policía del Ferrocarril en 1924 y en estos años se ha convertido en una policía de seguridad en el transporte presente en organizaciones europeas como RAILPOL o el IWGLTS promovido por el G8.

En concreto, con 609 millones de viajeros registrados en el metro de Madrid durante 2012, los 121 funcionarios encargados de la seguridad en el suburbano han llevado a cabo su labor de prevención de la delincuencia mediante el control selectivo de viajeros y equipaje, vigilancia general de las instalaciones, recepción de denuncias, investigación de los hechos delictivos y prestación de auxilio en caso de catástrofe o accidente.

Según la Policía Nacional, gracias a este trabajo la probabilidad actual de ser víctima en el metro es "mínima" y se reduce a un 0,000179. Mientras que durante los cuatro primeros meses del pasado año se produjeron 639 delitos y 5.330 faltas denunciadas, lo que hacen un total de 5.969 hechos, este año se han registrado en el primer cuatrimestre 526 delitos y 4.464 faltas, sumando una cifra de 4.990, lo que supone un descenso de 979 ilícitos registrados.

El principal objetivo de estos delincuentes es el hurto de carteras y efectos de valor como 'smartphones' y tabletas electrónicas. Por otro lado, los lugares donde se producen estos ilícitos suelen ser los andenes, aprovechando la subida o bajada de pasajeros del vagón, aglomeraciones, escaleras mecánicas e interior de ascensores.

'MODUS OPERANDI'

El 'modus operandi' utilizado varía en función del número de personas que actúen para realizar estos actos. Si se trata de un solo individuo, éste suele ser más habilidoso y se vale de algún objeto o prenda de vestir, como un abrigo o periódico, para evitar ser visto tanto por el objetivo como por el resto de viajeros.

Por otra parte, si operan en grupo trabajan de manera coordinada, rodeando a una o varias víctimas y empleando diferentes formas de distracción: preguntar por la ubicación de paradas, mostrar planos, hacer comentarios o dar ligeros empujones. Todo ello para captar la atención de éstas y aprovechar ese momento para que otro miembro de la banda sustraiga rápidamente sus pertenencias y que un tercer integrante huya del lugar con los efectos sustraídos.

La Policía recomienda a los viajeros no perder de vista las pertenencias durante los traslados, evitar dormirse y descuidar sus efectos personales y desconfiar de aquellas personas que muestren una actitud sospechosa, ya que estos delincuentes "seleccionan previamente a su víctima en función de su especial vulnerabilidad, ya sea por sus características físicas o estado de alerta".