Aumentan un 40% el número de pacientes de ictus atendidos en hospitales

sociedad

| 29.10.2013 - Actualizado: 15:51 h
REDACCIÓN
Más sobre: ictusSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El número de pacientes de ictus atendidos en hospitales ha aumentado un 40% en los últimos 15 años, siendo Asturias, Extremadura y La Rioja las CCAA que registran mayor número de ingresos hospitalarios, según ha explicado el coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares (GEECV) de la Sociedad Española de Neurología (SEN), el doctor Jaime Gállego, quien incide en que la actividad preventiva es el único medio para reducir la incidencia de un accidente cerebrovascular.

"Estos datos muestran que sigue habiendo una incidencia importante en España, lo que significa que todavía queda una gran labor en la prevención y tratamiento", asimismo, explica a Europa Press, en este aumento también se puede ver detrás la labor de divulgación realizada en los últimos años que aumentado los pacientes que acuden a la atención hospitalaria.

Además, hay que tener en cuenta que el progresivo envejecimiento de la población y la cada vez menor adopción de hábitos de vida saludable están aumentando los casos de ictus, de hecho se estima que cada año se diagnostican en España 120.00 nuevos casos.

PREVENCIÓN PRIMARIA

Ante esta situación, Gállego insiste en las medidas encaminadas tanto a prevenir un primer episodio de ictus isquémico, lo que se denomina prevención primaria, como las recurrencias en aquellos pacientes que ya hayan sufrido algún episodio, prevención secundaria.

Con motivo del Día Mundial del Ictus, que se celebra este martes, el principal mensaje que quiere trasmitir es que "el ictus se puede prevenir", y, por tanto, "las medidas deben emplearse en prevenirlo".

Para ello, es fundamental conocer los factores de riesgo que contribuyen al desarrollo de la enfermedad, es decir la hipertensión, la diabetes, el colesterol, la obesidad, y recordado que es necesario hacer ejercicio físico, abandonar el tabaco, el consumo moderado de alcohol y controlarse el pulso regularmente.

"Hay que tener un conocimiento de todo aquello que puede contribuir a que se produzca un ictus y si además se tienen antecedentes familiares se debe hacer lo posible para ser más incisivo en este sentido", explica, al tiempo que advierte de que "unos adecuados hábitos puede evitar el ictus". Se estima que conocer los factores de riesgo radica en que se puede evitar hasta el 80 por ciento de los casos.

En un segundo lugar, las medidas deben estar dirigidas a dar a conocer qué es un ictus para "poder actuar de forma inmediata, síntoma de ictus es una urgencia y su intervención temprana es vital". Así, recomienda que ante la primera sospecha es necesario llamar inmediatamente al 112 o al 061 y acudir rápidamente al neurólogo, aunque los síntomas (pérdida repentina de visión, alteración del lenguaje, pérdida súbita de fuerza o sensibilidad) desaparezcan a los pocos minutos.

En un tercer lugar, Gállego explica que el paciente debe ser derivado a "un centro sanitario debidamente preparado" para poder ser atendido por los expertos más adecuados, ya que "si se llega a tiempo prevenimos daño cerebral, y evitamos muerte y dependencia". En este sentido, destaca las Unidades de Ictus, que en España son 47 en todo el territorio, un número "aún es insuficiente y desigual" dentro de la geografía española.

La relevancia de las Unidades de Ictus es clara, diversos estudios constatan que la mortalidad al final del seguimiento para aquellos pacientes ingresados en una Unidad de Ictus se reduce significativamente frente a otros cuidados, concretamente un 45 por ciento. Además, un reciente metaanálisis1 señala que la asistencia en Unidades de Ictus supone una medida coste-efectiva puesto que reduce el periodo medio de estancia hospitalaria en 6 días.

INICIATIVA POR LA SENSIBILIZACION

Por segundo año consecutivo, el GEECV con la colaboración de Boehringer Ingelheim y del Observatorio del Ictus ha puesto en marcha, han puesto en marcha la mayor red nacional de puntos informativos y pruebas de prevención de ictus en la que participan 43 hospitales de todo el territorio nacional.

El objetivo es dar a conocer la importancia de las labores preventivas, aprender a identificar las señales de aviso de un posible ictus y saber cómo actuar para evitarlo. Así, durante la jornada, se prevé atender alrededor de 10.000 personas en estos espacios donde se llevarán a cabo diferentes pruebas preventivas de ictus como el control de la presión arterial y glucemia y doppler.

"El año pasado nos quedamos gratamente sorprendidos y satisfechos con el nivel de implicación de hospitales y neurólogos consiguiendo nuestro objetivo de atender a más de 6.000 personas y, este año, contamos aún con más puntos habilitados por lo que conseguiremos llegar a más población con esta tarea preventiva", señala el coordinador, para quien "nunca son pocas las campañas de concienciación del ictus".

Las pruebas servirán para ayudar a la población a comprender cuáles son los factores de riesgo cerebrovascular, como la hipertensión arterial o la diabetes, ya que "según varios estudios el exceso de glucosa en sangre conlleva un mayor riesgo de ictus y el 70 por ciento de los casos de ictus se produce en pacientes con hipertensión arterial", explica Gállego.

Durante la jornada también ha tenido lugar la tradicional ceremonia de entrega de los Premios SEN Ictus que, en su opinión, son importantes porque se premia a aquellas personas e instituciones que han influido en su conocimiento y han ayudado a los pacientes o a sus familias.

Este año han recaído en el director, guionista y productor José Luis Cuerda, quien ha sido galardonado con el Premio SEN Ictus Social 2013 por su fuerza, afán de superación y mensajes positivos ante la enfermedad; y en la Fundación Pita López, quien ha sido reconocida con el Premio SEN Ictus Institucional por su trabajo en las tareas de sensibilización y prevención, ayudando a pacientes con escasos recursos.