Aumentan las multas por velocidad y disminuyen las del uso del casco o el móvil

sociedad

| 23.04.2011 - 11:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La velocidad no sólo se mantiene desde hace años como la primera causa de multas de tráfico, sino que este tipo de infracciones ha aumentado hasta un 5 por ciento su porcentaje en el número total de sanciones que impone la DGT desde 2009, pasando de representar algo más del 40 por ciento del total de denuncias en tramitación en marzo de 2009 al 45,5 por ciento a finales de marzo de este año. Mientras, el porcentaje de denuncias por uso del casco o teléfono móvil ha disminuido.

El aumento del porcentaje de las multas de velocidad en estos dos últimos años ha sido progresivo. Así, si en marzo de 2009 representaban el 40 por ciento del total de sanciones en tramitación de la DGT, en marzo de 2010 ese porcentaje había aumentado hasta el 42,5 por ciento; un 44,3 por ciento, en noviembre de 2010; y un 45 por ciento a finales de enero de 2011, según datos de la revista Tráfico y Seguridad Vial que edita la propia DGT recogidos por Europa Press.

Así, de los 2,2 millones de sanciones en fase de tramitación en marzo de 2009, un total de 854.338 se referían a velocidad; de las 3 millones de denuncias en fase de tramitación en el mismo periodo del año siguiente, un total de 1,2 millones se referían a velocidad; y de las 3,9 millones en fase de tramitación de marzo de 2011, 1,7 millones correspondían a velocidad.

Este aumento de la representatividad de las multas por velocidad ha ido acompañado de una reducción del porcentaje de otro tipo de sanciones como las relacionadas con el uso del teléfono móvil o del cinturón, en el caso de los coches, o del casco, en el caso de las motos y ciclomotores.

De esta forma, en marzo de 2009 las multas por el uso del móvil representaban el 12 por ciento del total de sanciones y las de la no utilización de casco o cinturón, el 19 por ciento, mientras que en marzo de 2011 la sanciones por el uso del móvil representaron el 11 por ciento del total y las del uso del casco o cinturón habían descendido hasta el 17,6 por ciento del total.

Por su parte, en este periodo de tiempo la proporción del total de sanciones impuestas por la DGT correspondientes a la alcoholemia se ha mantenido más o menos estable. Si en marzo de 2009 representaban el 10 por ciento de todas las multas, en el mismo mes de 2011 eran el 10,4 por ciento del total de sanciones.

En enero de este año el director de Tráfico, Pere Navarro, ya advirtió de que la velocidad es la "tarea pendiente" de España para conseguir reducir los accidentes de tráfico y señaló que la velocidad va a ser la prioridad de la DGT para los próximos años. "El mal de nuestra época son las prisas", señaló entonces.

Concretamente, la estrategia de Seguridad Vial para el periodo comprendido entre 2011 y 2020 se fija como objetivo la reducción del 50 por ciento de los excesos de velocidad de más de 20 km/h, ya que, según Tráfico, está demostrado científicamente que una reducción del 5 por ciento supone una disminución del 20 por ciento de los accidentes mortales y del 10 por ciento en los accidentes con heridos.

Para ello, el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció a principios de año que el Ejecutivo instalará 100 nuevos radares fijos y otros seis de tramo, como los que ya se han instalado en dos túneles en las provincias de Madrid y Málaga.

Actualmente hay 103.329 conductores sin permiso y otros 14.958 están a punto de perderlo tras haberse quedado sin puntos. Mientras, a 534.210 conductores les queda la mitad de su saldo de puntos y 12.103 llevan más de 20 puntos perdidos desde que entró en vigor el carné por puntos.

En total, desde que se puso en marcha el carné por puntos, Tráfico ha formulado 5,4 millones de denuncias firmes que han provocado la retirada de 16,5 millones de puntos. Además, actualmente hay otras 3,9 millones de denuncias en fase de tramitación, que implican la retirada de otros 12,1 millones de puntos.