Asociaciones provida convocan una manifestación el sábado en Madrid

Exigen al Gobierno que derogue la actual ley del aborto y que impulse políticas de apoyo a la maternidad

sociedad

| 17.11.2014 - 15:17 h
REDACCIÓN

Las organizaciones provida han convocado para el próximo 22 de noviembre en Madrid una manifestación que prevén multitudinaria para exigir al Gobierno que cumpla su promesa electoral, derogue la actual ley del aborto y ponga en marcha políticas de apoyo a la maternidad.

En una rueda de prensa para dar a conocer los detalles de esta manifestación, el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, ha subrayado hoy que el detonante de esta marcha ha sido la decisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de renunciar a ejecutar su compromiso electoral de derogar la ley del aborto.

"No queremos acostumbrarnos al aborto y vamos a pedir al Gobierno que defienda la vida y a Rajoy que rectifique su decisión y derogue la ley. Aún queda legislatura para ello", ha afirmado.

La marcha, que tendrá lugar este próximo sábado, partirá a las 12.00 horas de la glorieta de Ruiz Giménez de Madrid y concluirá dos horas después en la plaza de Colón, donde el presidente del Foro de la Familia ofrecerá unas palabras a los asistentes y se expondrán testimonios de mujeres que se han sometido a un aborto voluntario y de familias con hijos con algún tipo de minusvalía.

Bajo el lema "Cada vida importa", 81 asociaciones nacionales y 59 internacionales se sumarán a esta convocatoria que los organizadores prevén multitudinaria. "Va a ser una de las más grandes de la historia de la democracia en España", ha aventurado Blanco.

Así, hasta el momento están acreditados más de 500 autobuses procedentes de toda España, por lo que Blanco ha opinado que esta manifestación será más multitudinaria que la convocada en 2009 en contra de la ley impulsada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Blanco ha subrayado que, con esta manifestación, quieren mostrar también su apoyo a las mujeres embarazadas, para que sigan adelante con su maternidad, así como exigir ayudas para las familias con hijos con discapacidad.

En este sentido, la directora de la Fundación RedMadre, Amaya Azcona, ha señalado que si el Estado "abandona a las mujeres que se encuentran en esta situación, la sociedad civil toma el relevo" y, para poner de manifiesto este compromiso, ha presentado el vídeo "Aquí estoy yo" para expresar su apoyo a las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad.

Así, ha invitado al presidente del Gobierno a visitar algunos de los centros de RedMadre y que conozca la realidad de las mujeres embarazadas que se encuentran solas y sin apoyos.

El presidente del Foro de la Familia ha indicado que a la manifestación se espera la asistencia de dirigentes políticos, a los que ha pedido que sean coherentes y que no acudan únicamente para hacerse la foto, sino que defiendan sus ideas en el ámbito de la política.

Sin embargo, ha subrayado que la organización no permitirá que nadie manipule esta manifestación, y que los políticos que acudan lo harán para acompañar a los manifestantes, "no para hacer partidismo".

"Es una manifestación de la sociedad civil, no la convocan ni partidos políticos ni entidades religiosas", ha apuntado a este respecto, y ha señalado que ningún miembro del Gobierno se ha puesto en contacto con ellos para exponerles las razones que le han llevado a retirar la reforma de la ley del aborto. Blanco ha subrayado que el objetivo es trabajar por un país en el que las leyes protejan sin excepción de ningún tipo al niño que no nacido.

Los organizadores esperan que el coste de esta manifestación -150.000 euros- sea sufragado con las aportaciones de los asistentes, quienes podrán adquirir camisetas, paraguas y hacer aportaciones en las más de 300 huchas que portarán los voluntarios durante la marcha. El excedente se destinará a apoyar a las mujeres embarazadas.

Estos 150.000 euros se han destinado, entre otras cosas, a la construcción de un escenario de 6 por 14 metros, tres pantallas gigantes, además de una pancarta de 600 metros cuadrados y 77 kilos de peso elevada por 80 globos de helio.