Amplían a treinta personas más la toma de muestras por el contagio difteria

sociedad

| 09.06.2015 - Actualizado: 16:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña ha ampliado la toma de muestras de frotis amigdalar a treinta personas más, familiares directos de los ocho niños portadores asintomáticos de la bacteria de la difteria y que no han desarrollado la enfermedad al estar vacunados.

Así lo ha explicado hoy a los periodistas el director general de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, Antoni Mateu, que ha precisado que ya se ha empezado a medicar con antibióticos a los ocho compañeros y amigos del niño infectado con difteria que está ingresado en el Hospital de la Vall d'Hebron, de Barcelona, en estado grave.

Estos ocho niños no han desarrollado la enfermedad porque están vacunados y, ahora, se trata de saber si sus padres, hermanos o abuelos también están en la misma situación o no presentan la bacteria. Son una treintena de personas a las que se ha recomendado que sus hijos no salgan de casa en los próximos díez días, mientras los antibióticos hacen su efecto.

Dentro de seis días se volverá a hacer otra prueba a estos ocho niños, que se repetirá a los ocho días, para comprobar la evolución de la presencia de la bacteria, ha anunciado el responsable de Salud Pública. "La bacteria de la difteria circula", ha reconocido Mateu, que ha recomendado, una y otra vez, la vacunación porque "una persona vacunada tiene un riesgo mucho menor de resultar afectada por esta enfermedad".

Antoni Mateu ha informado que la cepa de la difteria que padece el niño ingresado en Vall d'Hebron se está comparando con las muestras recogidas a los otros ocho niños que han dado positivo, en los laboratorios del Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda (Madrid). "Será difícil, aunque no imposible, encontrar el foco cero de la bacteria -ha considerado Mateu-, porque portadores asintomáticos los hay".

Ha descartado que se realice un frotis amigdalar a todos los ciudadanos de Cataluña, para comprobar si están infectados, aunque ha recordado que la vacuna "pierde eficacia con los años" y a los 40 años es conveniente vacunarse de nuevo.

El director general ha argumentado que la vacunación ha permitido que en los últimos veinte años se hayan evitado unos 900.000 casos de diferentes enfermedades en Cataluña. En Cataluña, entre un 3% y un 5% de la población no está vacunada, ha precisado, por lo que la cobertura de la mayor parte de las vacunas es muy elevada.