Almodóvar: "Mi ignorancia no es excusa, soy absolutamente responsable"

Sobre los denominados papeles de Panamá

sociedad

| 14.04.2016 - 18:12 h
REDACCIÓN

El cineasta manchego Pedro Almodóvar ha asegurado que no sabía nada de los denominados papeles de Panamá, si bien ha asumido la responsabilidad por aparecer en ellos. "Mi ignorancia no es una excusa y asumo, con mi hermano Agustín, toda la responsabilidad que haya o pueda surgir por estar en esos papeles infames", ha dicho Almodóvar en una entrevista en Castilla-La Mancha Televisión (CMT).

El cineasta ha indicado que él siempre se ha encargado de la creación, mientras que su hermano ha sido quien ha gestionado los asuntos económicos y la financiación antes y después de crear la productora El Deseo. Asimismo, ha reconocido que el comunicado remitido para explicar que los Almodóvar aparecieran en los papeles de Panamá "no ha sido suficiente".

En un comunicado remitido el pasado 4 de abril, Agustín Almodóvar asumió la responsabilidad en "todos los asuntos referidos a la gestión" de la productora El Deseo y a la constitución en 1991 de una sociedad en la que él y su hermano Pedro aparecen como apoderados, que es citada en los papeles de Panamá.

Agustín Almodóvar reiteró en dicho comunicado que tanto él como Pedro Almodóvar y la productora están "al corriente" de todas sus obligaciones tributarias y quiso dejar al margen de esta cuestión a su hermano.

"Lamento profundamente el perjuicio que está sufriendo la imagen pública de mi hermano, provocado única y exclusivamente por mi falta de experiencia en los primeros años de andadura de nuestra empresa familiar", apuntó Agustín Almodóvar en el comunicado.

Los 'Papeles de Panamá' recogían informaciones acerca del cineasta y su hermano y productor Agustín Almodóvar, que reflejaban que fueron apoderados, desde junio de 1991, de la sociedad Glen Valley Corporation, registrada en las Islas Vírgenes Británicas, un territorio considerado en España como un paraíso fiscal.

La firma se mantuvo activa desde el 22 de marzo de 1991 hasta el 11 de noviembre de 1994 y su tramitación se gestionó desde el despacho de la firma panameña Mossack Fonseca en Ginebra (Suiza).