Aconsejan instalar aplicaciones de rastreo en el móvil ante aumento de hurtos

(archivo)

sociedad

| 29.03.2013 - 12:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los agentes de la Policía Nacional adscritos a la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) recomiendan instalar alguna de las numerosas aplicaciones y programas informáticos, muchos de ellos gratuitos, que permiten el rastreo o localización y recuperación o borrado de datos de los 'smartphones' o 'tablets', ante el "aumento exponencial" de casos de localización por extravío o hurto de estos equipos en el último año.

Según indican, en el último año se ha logrado localizar con rapidez estos equipos tecnológicos móviles, gracias a un software que permite la recuperación del artículo por su legítimo dueño.

Además, destacan que, si la desaparición está vinculada a un hurto, la instalación de estas aplicaciones podría facilitar la detención de los culpables, así como de los posibles compradores de dicho artículo. Por ello, recomiendan instalarlas especialmente en períodos como las vacaciones de Semana Santa, en las que los desplazamientos de varios días para descanso o visitas a recintos de ocio con mucha gente pueden propiciar la pérdida de estos artículos.

Igualmente, apuntan que estos programas permiten procesos de seguridad como el bloqueo al contenido del equipo, el borrado de datos por control remoto, acceder o enviar a otro equipo determinados archivos y hacer copias de seguridad para el propietario del mismo.

Los ciberagentes señalan que para evitar graves perjuicios económicos o personales por pérdida de información determinada --datos empresariales, documentos importantes o álbumes de fotos-- es conveniente la realización periódica de copias de seguridad en otro soporte informático como discos duros extraíbles, otros ordenadores o pen drive o el almacenamiento en la nube --espacio que grandes empresas tecnológicas facilitan en sus servidores para guardar información--.

Igualmente, la Policía Nacional advierte de la importancia de utilizar antivirus e instalar las actualizaciones de los sistemas operativos en los ordenadores, teléfonos inteligentes y tabletas, para reducir los riesgos de pérdida de información valiosa.

En cualquier caso, la Policía recomienda que al comprar un 'smartphone' o 'tablet', el cliente guarde en otro soporte la marca, modelo y características concretas del mismo, el número de serie del mismo y su IMEI --15 cifras vinculadas a un único aparato que permiten no solo la identificación de este, sino también su inutilización por la operadora--, así como la factura de la adquisición, tanto para poder reclamar o recurrir a la garantía como para poder localizarlo.

Los agentes señalan la importancia de denunciar siempre la desaparición por hurto o robo de estos aparatos, con todos los datos y detalles identificativos posibles y en caso de que dispusiera de un programa de rastreo, indicarlo en la denuncia. Además, explican que actuar en las primeras horas es muy importante para conseguirlo.

Asimismo, recuerdan que quedarse este tipo de artículos sabiendo su procedencia es un delito, como lo es el intento de venta de cualquier producto de origen ilegal.

MARCAR UNAS NORMAS A LOS HIJOS

Por otra parte, los agentes del equipo de Redes Sociales de la Policía y los responsables del Plan Director sugieren a padres e hijos aprovechar la Semana Santa, como otros períodos vacacionales, para compartir hábitos tecnológicos y el análisis de la seguridad, así como establecer unas normas de uso, en base a unos criterios de seguridad y racionalidad, de forma que cuanto más mayores sean los hijos, se consensúen más con ellos, con mayor libertad e intimidad.

También recuerdan que cuanto menor sea el nuevo usuario, mayor supervisión, acompañamiento y concienciación necesitará del uso que hace del smartphone, tablet, ordenador, consola o cámara. En esta línea, apuntan que en el caso de los más pequeños, los padres pueden instalar programas o aplicaciones que filtren el acceso a webs y contenido inapropiado o peligroso y que faciliten el control parental.