Abandonar los tratamientos médicos le cuesta al sistema sanitario 11 millones de euros

La adherencia terapéutica resulta fundamental para asegurar la efectividad de los tratamientos

Pacientes con obesidad, osteoporosis, o EPOC; los que menos siguen los tratamientos

sociedad

| 01.07.2016 - 15:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Abandonar los tratamientos médicos le cuesta a nuestro sistema sanitario más de 11 mil millones de euros al año.

Según los datos del primer estudio sobre adherencia terapéutica en pacientes crónicos, hecho por médicos españoles, los más obedientes son los mayores de 65 años y los pacientes oncológicos y de corazón. Las personas con obesidad, osteoporosis, o Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) se encuentran entre las que menos adherencia tienen a sus respectivos tratamientos.

Estos datos corresponden a la encuesta elaborada por el Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT) a partir de más de mil entrevistas a médicos de la sanidad pública y también de la privada, sobre el seguimiento de los tratamientos prescritos a los enfermos crónicos, que ha sido presentada hoy.

El OAT sostiene, en un comunicado, que la adherencia terapéutica resulta "fundamental" para asegurar la efectividad de los tratamientos pero la magnitud del incumplimiento en las enfermedades crónicas es "muy relevante", de hecho, en los países desarrollados llega hasta el 50 %.

UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

Recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera como un problema de salud pública y estima muy rentable invertir para conseguir que todos los crónicos sigan su tratamiento.

El OAT menciona algunos estudios que indican que el impacto económico de la falta de adherencia al tratamiento tiene un coste estimado de 125.000 millones de euros en toda la UE, lo que extrapolándolo a España rondaría los 11.250 millones al año.

Según los médicos encuestados, lo que determina el poco seguimiento de los tratamientos es la información insuficiente sobre las ventajas del cumplimiento. Destacan también la falta de atención por parte de los pacientes, así como la escasa dedicación y tiempo de los profesionales y el miedo a los efectos secundarios de los fármacos.

Las patologías que a criterio del médico presentan una peor adherencia corresponden a la obesidad, las alteraciones de la esfera psíquica, el tabaquismo, el alcoholismo, la EPOC y la osteoporosis.

Son los pacientes mayores de 65 años los que más cumplen el tratamiento y siguen más las pautas nutricionales marcadas por su médico que las relacionadas con el ejercicio físico y el tabaco.

Por ello, el OAT cree necesario que se pongan en marcha campañas de concienciación para los pacientes, así como el estímulo para que los profesionales sanitarios dediquen más tiempo a fomentar la adherencia terapéutica y expliquen a los enfermos las características del medicamento prescrito.

Asimismo, propone mejorar la coordinación de los servicios sanitarios y sociales y avanzar hacia una estrategia sociosanitaria coordinada e integrada.