5.000 residentes sanitarios andaluces están llamados a la huelga indefinida

(Archivo)

sociedad

| 19.11.2012 - 09:44 h
REDACCIÓN
Más sobre: sanidadSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Alrededor de 5.000 especialistas residentes internos que trabajan en la sanidad pública andaluza, entre ellos médicos, enfermeros, farmacéuticos y psicólogos, están llamados a secundar la huelga indefinida que arranca este lunes 19 de noviembre en el conjunto de la comunidad.La jornada comenzará sus actividades de protesta con una marcha desde la glorieta de Don Juan de Austria hasta la sede de los Servicios Centrales del SAS en Sevilla.

Manuel Zurbarán, miembro de la Junta Directiva de la Coordinadora Andaluza de Representantes de Especialistas Internos Residentes (CAREIR), ha avanzado en declaraciones a Europa Press que para la marcha de protesta de este lunes "se prevé que asistan más de un millar de residentes", gracias a la cooperación mostrada ya por distintas entidades colegiales provinciales, "en su mayoría la de médicos, que nos han brindado su colaboración para fletar autobuses".

De hecho, ha confirmado la asistencia a esta primera concentración de protesta "de compañeros residentes de Córdoba, Cádiz, Málaga, Almería, Huelva o Granada, que ya nos han confirmado que vendrán en autobuses fletados para este acto".

Zurbarán también ha querido dejar claro que esta huelga indefinida ha sido convocada "por el conjunto de las asambleas provinciales de trabajadores que integran al colectivo de especialistas internos residentes", toda vez que ha replicado a la Consejería de Salud --que días atrás puso en duda la posibilidad de que este colectivo pudiese hacer una huelga--, que, "como trabajadores con contrato que somos, podemos tanto convocar una huelga como secundarla".En cuanto a la posibilidad de que la Junta pudiese establecer unos servicios mínimos para este colectivo, ha aclarado también que los residentes en formación están "exentos" de esta prerrogativa, en tanto que "se entiende que los hospitales no necesitan para el desarrollo normal de su actividad del trabajo de profesionales en período formativo".

Respecto a la posibilidad de que los responsables tutores evaluaran de forma negativa el proceso formativo de un médico residente como consecuencia de la falta de horas reglamentarias necesarias para su evaluación, igualmente ha apuntado a Europa Press que para llegar a tal extremo "un profesional en formación tendría que faltar al 25 por ciento de las horas anuales formativas, lo que equivaldría a ausentarse por un período de tres meses en un mismo año, tal y como marca el RDL 183/2008".

El portavoz de estas coordinadora ha recordado que el motivo por el que han decidido convocar esta huelga indefinida radica en el aumento de su jornada laboral y su bajada de sueldo.

En concreto, estos especialistas en formación han admitido que esperaban, "como así ha ocurrido en otras comunidades", que el aumento de la jornada laboral a 37,5 horas semanales "significara un reconocimiento del tiempo que dedicamos a la asistencia, a la formación y a la investigación fuera de nuestra jornada laboral, y por la que no recibimos ni remuneración ni reconocimiento".

Sin embargo, han reprochado que el SAS ha decidido traducir este aumento de jornada "en una rebaja salarial", descontando de sus salarios "diez horas mensuales a precio de guardia, en lugar de hacerlo al precio de la jornada normal"."Esto hace que, junto a los otros recortes, el colectivo de sanitarios residentes suframos un descenso de hasta el 36 por ciento de salario", lo que, en opinión de esta coordinadora andaluza, coloca a los residentes de Andalucía "a la cabeza de los residentes más afectados de todo el país, generando un agravio comparativo con las otras regiones".

A ello suman el aumento de la carga laboral, "al tener que asumir el 25 por ciento de la jornada que no harán muchos facultativos que han visto reducida su jornada de trabajo". Además, han criticado que las nuevas condiciones de trabajo de los facultativos "afecta a nuestra formación, ya que o bien no están presentes o bien no tienen tiempo para atendernos". Esta situación, advierten, ha provocado la "dimisión de muchos tutores", al "no garantizarse" una formación de calidad.

Por último, han denunciado que las nuevas condiciones de contratación en el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) "nos condena a los más jóvenes al paro o la emigración una vez terminada la especialidad, al no existir expectativas de trabajo en Andalucía".

Por su parte, la consejera de Salud, María Jesús Montero, ya ha advertido a estos profesionales que, al encontrarse en pleno proceso formativo, no pueden tener una ausencia prolongada de sus puestos de trabajo, al igual que disfrutar de servicios mínimos por la labor formativa que desarrollan, que se tendrá que llevar a cabo "con total normalidad".

Según ha avisado, como profesionales en formación que son tienen además que cumplir un cómputo de horas para que puedan ser posteriormente evaluados. De ahí, que no puedan ausentarse de forma prolongada.

En lo relativo al aumento de la carga laboral, Montero admitía el malestar de este colectivo, "al igual que el de otros", y ha recordado que el mismo se debe precisamente a la redistribución de las tareas que, al tener 2,5 horas semanales de más, hace que lo que antes se pagaba como actividad extraordinaria o de guardia ahora se pague como jornada ordinaria.