34 provincias permanecen hoy en alerta por la ola de calor

Temperaturas máximas en descenso y probabilidad de tormentas con granizo en Madrid

Las altas temperaturas vendrán acompañadas de tormentas en el centro y fuertes vientos en Levante

El polvo africano se terminará de limpiar mañana y el fin de la ola de calor llega con bruscos descensos térmicos

sociedad

| 20.07.2016 - 08:41 h
REDACCIÓN

Noticias relacionadas:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La ola de calor que sigue instalada en la Península irá acompañada de tormentas este miércoles, 20 de julio, según ha informado la Agencia Estatal de Meteoreología (AEMET), en una jornada con un total de 34 provincias en alerta por altas temperaturas que superarán los 40 grados y tormentas .

Entre ellas, Córdoba, Granada, Jaén, Gran Canaria, Girona, Lleida y Valencia estarán en alerta naranja (riesgo importante) por altas temperaturas; mientras que Almería, Cádiz, Huelva, Málaga, Sevilla, Huesca, Teruel, Zaragoza, Tenerife, Las Palmas, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Ávila, Barcelona, Madrid, Navarra, Alicante, Badajoz, Cáceres, Mallorca, La Rioja y Murcia estarán en alerta amarilla (riesgo).

Junto a las altas temperaturas, también habrá alerta amarilla (riesgo) por tormentas en La Rioja, Navarra, Lleida, Soria, Segovia, Cuenca, Guadalajara, Zaragoza, Teruel y Huesca. Además, también estarán en alerta por fuertes vientos las provincias de Guadalajara, Burgos, Segovia, Soria, Madrid y La Rioja.

Se esperan algunos intervalos nubosos en el litoral de Galicia, área del Estrecho, Melilla y norte de Canarias, y se prevén intervalos nubosos de evolución por la tarde en la mitad sur peninsular y en zonas montañosas del resto de la Península. Tampoco se descartan tormentas aisladas en zonas de montañas, de forma más probable en el Sistema Penibético.

Las temperaturas irán en descenso en el noroeste peninsular, sin embargo, en la mitad sureste y en Baleares, subirán. En el resto habrá pocos cambios.

Los vientos serán de componente este en el litoral sureste y habrá intervalos de Levante fuerte en el Estrecho. En el valle del Ebro, el Ampurdán y en Baleares, en cambio, el viendo será del sureste y en la vertiente atlántica peninsular, del suroeste. Finalmente, en Canarias se esperan vientos del Noreste con algunos intervalos de fuerte.

TORMENTAS EN MADRID

La previsión meteorológica en la Comunidad de Madrid para este miércoles indica que las temperaturas máximas descenderán, mientras que las mínimas ascenderán ligeramente y, además, habrá posibilidad de tormentas localmente acompañadas con granizo. Los cielos presentarán intervalos de nubes medias y altas con nubosidad de evolución y tenderán a despejarse al final del día.

Además, serán probables chubascos con tormentas en la mitad norte de la Sierra, aunque podrían extenderse al resto de la Comunidad durante la tarde y de forma más aislada, al suroeste. El viento soplará de dirección sur y suroeste y habrá probabilidad de fuertes rachas desde el suroeste durante la tarde y en zonas altas.

Así, el termómetro oscilará en Madrid capital entre los 26 y los 37 grados; en Getafe, entre los 25 y 37; en Aranjuez, entre los 24 y los 39, mientras que en Navalcarnero estará entre los 25 y los 36 grados, en Alcalá de Henares entre 22 y 37 grados y en Collado Villalba entre 22 y 35 grados.

POLVO AFRICANO Y DESCENSO DE TEMPERATURAS

El polvo africano que estña dejando precipitaciones débiles con barro este miércoles desde Canarias a la Península y Baleares, se irá limpiando a lo largo del día excepto en el tercio este del país y este jueves se eliminará también del Mediterráneo y Baleares, según laAEMET, que da por finalizada la ola de calor.

El portavoz adjunto, Alejandro Roa, ha explicado que la masa de polvo africano sumada a una "cierta inestabilidad" está dejando precipitaciones a lo largo del día, primero en Canarias y después en la Península que, en todo caso son débiles y como están "muy altas" en ocasiones "ni llegan al suelo" y lo hace en forma de lluvia de barro.

Además, ha indicado que el viento que está entrando por el oeste está arrastrando esta masa de aire hacia el este aunque en el Mediterráneo y en Baleares aún seguirá hasta el jueves.

Respecto a la ola de calor, ha dicho que "este es el último día" y ha destacado que ha refrescado "mucho" especialmente en el Cantábrico, cuyas máximas que ayer rozaron los 40 grados centígrados este miércoles no pasarán de 25 grados centígrados. "El descenso ha sido brusco, de 10 hasta 15 grados centígrados en un solo día en el Cantábrico y alto Ebro", ha destacado.

Si bien, ha indicado que en la mayor parte del interior, los descenso serán más suaves, de 2 a 4 grados centígrados, mientras en el Mediterráneo incluso han subido "un poco más", por lo que "casi todos los avisos naranjas son en el este peninsular".

De cara al jueves, ha adelantado que volverán a bajar las máximas pero también las mínimas, que la pasada madrugada han sido muy elevadas y que han pasado de los 25 grados centígrados en la mitad sur y de 20 grados centígrados en la mayor parte del país.

Así, ha apuntado que los termómetros irán bajando de forma paulatina hasta que el viernes y el sábado se sitúen en valores normales para esta época del año.

CAEN 20 GRADOS EN EL NORTE

"Nos parecerán casi frescas, después del calor de estos días", ha comentado Roa que prevé descensos de 8 a 10 grados desde las temperaturas de este miércoles hasta las del viernes e incluso de hasta 20 grados centígrados en el Cantábrico, donde bajarán de los 40 grados centígrados del martes a los 20 grados centígrados o menos del sábado.

En concreto, ha precisado que en los próximos días el descenso será acusado en el Cantábrico, alto Ebro -donde se instalará el cierzo- y en la meseta norte.