21 detenidos por blanqueo en España de venta de coches en Francia

El fraude fiscal en la compraventa de coches asciende a unos 20 millones

Coche de la Guardia Civil (Archivo)

sociedad

| 28.01.2015 - 09:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La operación policial conjunta entre Guardia Civil, Mossos d'Esquadra, policía francesa y la Agencia Tributaria contra el fraude fiscal acumula 21 detenidos entre España y Francia, con la previsión de saldarse con 36 detenidos, según fuentes próximas al caso.

La operación policial sigue abierta, se desarrolla en Tarragona, Málaga y Almería y en Francia y el juzgado de instrucción número 1 de Tarragona dirige la parte correspondiente a la provincia tarraconense.

Entre la casi veintena de registros llevados a cabo, destaca el de un despacho de economistas situado en la céntrica Rambla Nova de Tarragona, lo que ha levantado mucha expectación entre la ciudadanía.

La Guardia Civil se ha llevado varias cajas precintadas de documentos tras un registro de varias horas que se ha iniciado a las siete y media de la mañana.

También destaca el registro a cargo de los Mossos d'Esquadra en un club de alterne en la carretera N-340, entre los términos municipales de Torredembarra y Creixell, propiedad de unos ciudadanos franceses.

Esta operación conjunta está enmarcada en la organización internacional de la Unión Europea Eurojust, el equivalente judicial de la Oficina Europea de Policía Europol.

Según estas fuentes, Tarragona sería el epicentro de una organización criminal dedicada al fraude fiscal que habría obtenido 20 millones de euros aprovechando el llamado método del "carrusel fiscal".

Este sistema aprovecha que cada estado miembro de la Unión Europea aplica sus propios tramos del IVA y que la liquidación de este impuesto por comercio entre países intracomunitarios depende de una norma de 1993.

Según esta norma, la empresa puede deducirse el IVA, lo que en la práctica significa que no pagará este impuesto, laguna legal que habría aprovechado esta organización internacional especializada en fraude fiscal y blanqueo de capitales desarticulada hoy.

Según fuentes próximas al caso, el grupo compraba automóviles en Alemania, los vendía sobre todo en Francia e Italia y desde España, Eslovenia, Rumanía y Bulgaria se emitían facturas falsas, con lo que se esquivaba una gran parte del IVA en Francia.

De hecho ha sido este país el que alertó del posible fraude e inició las investigaciones policiales dos años atrás.

Además de en el despacho de la Rambla Nova de Tarragona, también se han efectuado registros en el barrio de La Móra de esta ciudad y en las localidades tarraconenses de L'Ametlla de Mar, Creixell, Cambrils, Torredembarra, El Vendrell, Roda de Berà y El Perelló.