16 heridos y un detenido tras una batalla campal por un desalojo 'okupa' en Barcelona

Los "okupas" quemaron coches, motos, contenedores y rompieron cristales de comercios

Encapuchados levantaron barricadas y protagonizaron enfrentamientos con los Mossos

sociedad

| 25.05.2016 - Actualizado: 10:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una auténtica batalla campal se desató anoche en Barcelona entre los Mossos d,Esquadra y okupas tras desalojar los primeros una sucursal bancaria “okupada” en el barrio de Gracia de la Ciudad Condal.

Se quemaron coches, motos y contenedores y rompieron cristales de establecimientos. La Policía cargó contra los manifestantes que lanzaron macetas, cohetes y petardos. La violencia se desató durante la manifestación convocada contra el desalojo de una antigua sucursal “okupada” de Catalunya Caixa. Esta violencia desatada anoche ha dejado al menos 16 heridos leves y un detenido, han informado fuentes sanitarias y policiales.

UN MANIFESTANTE DETENIDO

Fuentes de los Mossos confirman, por el momento, la detención de un manifestante que fue arrestado cuando supuestamente llevaba encima una mochila con pastillas inflamables para prender fuego.

Durante los altercados, una moto y un vehículo de los servicios municipales de limpieza fueron quemados por grupos de encapuchados, que también volcaron otro coche, incendiaron contenedores, rompieron cristales de sucursales bancarias y de algunos comercios, y causaron daños en el mobiliario urbano.

Estos grupos levantaron además barricadas y protagonizaron enfrentamientos con la policía, que efectuó cargas y utilizó proyectiles de precisión para dispersar a los alborotadores, mientras un helicóptero de los Mossos sobrevolaba la zona.

Los incidentes violentos de anoche son los más graves que se han registrado en Barcelona desde los ocurridos en mayo de 2014 por el desalojo de otro inmueble ocupado, Can Víes, y los primeros de esta magnitud desde que Ada Colau asumiera la alcaldía de la ciudad, hace ahora un año.

Varios diputados de la CUP denunciaron entonces en las redes sociales el "uso y abuso" de la fuerza policial y calificaron de "intolerable" la actuación de los Mossos d'Esquadra. Dos furgones de los Mossos d'Esquadra siguen custodiando a primera hora de este martes la antigua sucursal bancaria “okupada” de Catalunya Caixa situada en la Travessera de Gràcia de Barcelona tras los incidentes violentos ocurridos durante la noche.