100.000 firmas para que el Gobierno proteja los derechos de las empleadas del hogar

Denuncian que sufren despidos sin indemnización o por quedarse embarazadas, encierro en casa, maltrato psíquico y físico y condiciones de "semiesclavitud"

Colocan mandiles, escobas, plumeros y otros objetos de limpieza en varias estatuas del barrio de Malasaña para poner en valor el trabajo doméstico

sociedad

| 13.07.2017 - 09:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Trabajadoras del hogar han entregado este jueves 13 de julio en el Registro General del Ministerio de Empleo casi 100.000 firmas recogidas a través de la plataforma Change.org con las que solicitan que el Gobierno de España ratifique ya el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que protege los derechos de los trabajadores domésticos.

La iniciativa partió de Rafaela Pimentel, de origen dominicano y residente en España que lleva trabajando en el servicio doméstico desde hace 25 años. Aunque ella reconoce que ha sido afortunada con la familia para la que ha trabajado los últimos 20 años, explica que lanzó esta petición por las "miles" de mujeres que no han corrido su misma suerte.

Entre las "situaciones extremas" que sufren muchas trabajadoras, según precisa en la petición, se encuentran, entre otras: tener que ir a trabajar con una pierna escayolada, despidos sin indemnización por quedarse embarazadas, encierro en casa, maltrato psíquico y físico y condiciones de "semiesclavitud".

Las más afectadas, según puntualiza, son las mujeres inmigrantes, las más "vulnerables" porque tienen que sostener con su salario a su familia al otro lado del Atlántico. Además, pone de manifiesto que el trabajo en el hogar ya no solo es planchar, limpiar o cocinar sino que ahora también se convierten en cuidadoras tanto de niños como de personas mayores.

Por ello, esta empleada del hogar pide que España ratifique el Convenio 189 de la OIT para que las trabajadoras de este sector tengan derecho a una prestación por desempleo, a indemnización por despido y se realicen inspecciones de trabajo para evitar "las condiciones lamentables que están viviendo en España muchas empleadas del hogar".

"Pido con mis compañeras que este trabajo sea valorado y reconocido, que deje de ser invisibilizado", ha señalado Pimentel en declaraciones a Europa Press. Según calculan, en España hay en torno a 700.000 empleadas del hogar y, según datos de 2015, 435.000 estaban afiliadas a la Seguridad Social. Si bien, Pimentel señala que la mayoría no cotizan, no tienen contrato y algunas ni siquiera tienen papeles.

"NOSOTRAS SI QUEREMOS COTIZAR"

En este sentido, Pimentel quiere borrar la creencia de que las empleadas del servicio doméstico no cotizan porque no quieren y explica que si no lo hacen es porque muchas veces se lo tienen que restar a sus bajos salarios ya que el empleador no quiere pagarlo aparte.

"Desmontamos la historia, nosotras sí queremos cotizar pero si te hacen un contrato de 500 euros y te dicen que tú tienes que pagarte la Seguridad Social, si sacas el abono, la Seguridad Social son 172 euros, *qué te queda?", plantea Pimentel. Sin embargo, reconoce que las mujeres migrantes que quieren traer a sus hijos al país, para hacerlo tienen que estar cotizando y acaban pagando la Seguridad Social aunque sea de su sueldo. "Juegan con esa vulnerabilidad", lamenta.

Esta situación se resolvería, según Pimentel, si España firmara el Convenio 189 de la OIT, el cual establece que se deberán "adoptar medidas apropiadas a fin de asegurar que los trabajadores domésticos disfruten de condiciones no menos favorables que las condiciones aplicables a los trabajadores en general con respecto a la protección de la seguridad social". Pimentel ha recordado que otros 24 países han firmado ya el Convenio 189 de la OIT y solicita al Ministerio de Empleo y Seguridad Social del Gobierno de España que tome ejemplo y también lo ratifique.

LAS ESTATUAS DE MALASAÑA, CON MANDIL Y PLUMERO

La entrega de firmas tendrá lugar a las 10,30 horas de este jueves y junto a Pimentel acudirán también otras ocho mujeres del Grupo Turín, una plataforma que tiene como objetivo la dignificación del sector del empleo del hogar y los cuidados.

Además, a partir de las 8,30 horas, este grupo de mujeres realizará una acción en el barrio de Malasaña para poner en valor el trabajo doméstico. Para ello, colocarán mandiles, escobas, plumeros y otros objetos de limpieza en varias estatuas de la zona.