¿La Wii haría más saludable la exposición a una pantalla?

sociedad

| 18.07.2012 - 11:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los videojuegos activos ayudarían a quemar más calorías que la exposición a una pantalla desde un sillón, pero un nuevo estudio advierte también de que los usuarios de esos videojuegos desaprovecharían todo el beneficio si tienen comida basura cerca.

Los jugadores activos tendían a consumir más calorías que las que quemaban bailando, jugando al hockey y tocando la batería. De media, consumieron unas 376 calorías más que las que habían consumido, frente a las 650 calorías de más de los grupos inactivos.

Aunque es pequeña, esa diferencia representa mucho en cuanto al equilibrio calórico multiplicado por días, semanas y años, según dijo vía correo electrónico el doctor Scott Leatherdale, de la Universidad de Waterloo, Canadá, que no participó del estudio.

"Existen un par de estudios que demostraron que mirar la televisión y utilizar los videojuegos aumentan el consumo de alimentos y lo hacen cuando se compara esa actividad con el ocio", dijo la doctora Elizabeth Lyons, autora principal del estudio y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas.

El equipo de Lyons le indicó al azar a 120 jugadores experimentados, de entre 18 y 35 años, que vieran televisión, jugarán con un videojuego desde un sillón o de manera activa. Además, les pidieron que no comieran durante dos horas antes del almuerzo programado y que registraran el nivel de apetito antes del inicio de cada sesión. Luego, les observaron durante una hora.

Los participantes podían ver programas como 30 Rock y The Office o jugar a videojuegos como Street Fighter IV o Dance Dance Revolution: Universe 2. Al alcance tenían chocolate, patatas fritas, frutos secos y refrescos.

Al analizar las diferencias entre los grupos, el equipo observó que mientras los jugadores inactivos eran los que más habían comido durante el estudio (más de 747 calorías en una sesión de una hora), los jugadores activos consumieron unas 553 calorías, según publica American Journal of Clinical Nutrition.

"Las personas siempre encontraron la manera de comer -dijo Lyons-. Sin importar en qué grupo estaban, los participantes comieron bastante", agregó.

Los participantes consumieron de media unas 672 calorías en una hora, es decir, un tercio del consumo diario que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos recomienda para las mujeres, y algo menos de un cuarto de lo recomendado para los hombres.

En el estudio, los varones tendieron a comer más que las mujeres; algunos ingirieron hasta 1.000 calorías mientras jugaban desde un sillón. Los jugadores con más sobrepeso no comieron más que los participantes más delgados.

Para Jacob Barkley, de la Universidad de Kent, los resultados se suman a la evidencia de que los videojuegos controlados por el movimiento del cuerpo no son la solución para la inactividad.

"No es un reemplazo adecuado de la actividad física de un niño, como salir a jugar al jardín, o de un adulto, como ir al gimnasio, pero sería una mejor alternativa que ver la tele o utilizar un videojuego tradicional".

...