"¿Dónde está aparcada la carroza real?"

Un niño se hace esta pregunta ante la visita de los Príncipes de Asturias

Han acudido a un centro de Cruz Roja financiado con la herencia del empresario menorquín Ignacio Balada Llabrés

(archivo)

sociedad

| 23.09.2011 - 13:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los Príncipes de Asturias han visitado este viernes en Salamanca un Centro de Día infantil de Cruz Roja financiado con parte de la herencia que les dejó en 2009 el empresario menorquín Ignacio Balada Llabrés. La anécdota de la jornada la ha protagonizado un alumno que ingenuamente ha preguntado dónde habían aparcado la "carroza real".

Don Felipe y Doña Letizia han llegado en torno a las 11.00 horas al centro --situado en el barrio Garrido-- y donde sus responsables les han explicado la labor que allí se lleva a cabo con menores de entre cuatro y 14 años cuyas familias carecen de los recursos suficientes para hacer frente a todos los cuidados que los menores precisan.

Y también han entrado en algunas de las aulas del centro mientras los niños atendían en clase. Allí los niños les han saludado y les han reconocido. Incluso, les han explicado lo que estaban haciendo en ese momento.

Antes de que los Príncipes entrasen en una de las aulas, la primera pregunta que uno de los menores le hizo a su profesor nada más enterarse de la inminente visita real fue interesarse por dónde habían aparcado la "carroza".

Numerosos representantes de distintas instituciones políticas de Castilla y León y Salamanca han querido acompañar a Sus Altezas durante la visita. Entre ellos han estado el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de Cruz Roja Española, Juan Manuel Suárez del Toro Rivero.

CENTRO CRUZ ROJA Y FUNDACION HESPERIA

Este centro de Cruz Roja recibe financiación de la fundación Hesperia que crearon los Príncipes por expreso deseo del empresario menorquín Ignacio Balada Llabrés, al que no conocían pero que en 2009 dejó su herencia a Sus Altezas y a los ocho nietos de los Reyes.

El empresario Balada Llabrés, fallecido en noviembre de 2009, decidió destinar su herencia, de unos diez millones de euros, a los Príncipes y a los ocho nietos de los Reyes.

Dejó escrito que la mitad de esa herencia debía destinarse a la creación de una fundación de ámbito nacional y de interés general presidida por los Príncipes (la Fundación Hesperia) y dio libertad a Sus Altezas para que concretaran en qué áreas se centraría la nueva institución.

La Fundación ha financiado este año con una partida total de 180.000 euros cuatro proyectos relacionados con la ayuda a los jóvenes en busca de un empleo, la lucha contra el fracaso escolar, la protección de menores en situación de desprotección (el caso salmantino) o la investigación científica en el ámbito de las enfermedades raras. Cada uno de ellos ha recibido 45.000 euros.

El Centro de Día Infantil de Cruz Roja en Salamanca es el segundo proyecto financiado por Hesperia que conocerán los Príncipes de primera mano, después de que en febrero pasado visitaran en Mahón la Fundación para Personas Discapacitadas de la Isla de Menorca (FPDIM), que ha recibido otros 45.000 euros de Hesperia, además de otros 95.000 euros que Balada dejó a los Príncipes y estos decidieron donar a fines de carácter social.