Los niños no deben llevar más del 10% de su peso en la mochila

La Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Kovacs advirtieron este martes que el peso de la mochila no debe superar el 10% de lo que pesa el alumno para evitar daños en la espalda de los menores. Por ello, ambas entidades están intentando concienciar a las editoriales para que dividan sus libros en fascículos trimestrales, aunque todavía son pocas las que han decidido adoptar esta medida.

El doctor Kovacks subrayó que "la efectividad de las campañas de prevención de los dolores de espalda necesita demostrarse con métodos tan rigurosos como la de los tratamientos, para evitar dilapidar fondos en campañas inútiles, o contraproducentes. De ahí el interés de la Fundación Kovacs en financiar un año más esta campaña, que realizamos junto a la Organización Médica Colegial (OMC) cuya efectividad se ha demostrado científicamente".

Por el contrario, aseguró que las campañas dedicadas a la ergonomía, es decir, a mantener buenas posturas a la hora de estar sentados, no han servido prácticamente para nada, bien porque no se usan al pasar muchas horas estudiando o trabajando en la silla y es imposible estar pensando todo el rato en cómo nos colocamos, o porque realmente la postura no es tan importante como a priori puede parecer.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Recalcó que el peso que portan los menores sí que está íntimamente relacionado con los problemas de espalda y con el dolor. Para evitar estas molestias, el doctor Kovacs recomienda no caer en el sedentarismo, practicando deporte de forma regular.

Aconseja también que la mochila que los niños llevan al colegio nunca supere el 10% de los kilos del cuerpo del menor. Asimismo, advierten a los profesores de su responsabilidad con este problema de salud, porque se les sobrecarga con muchos cuadernos que hoy día ya podrían ser sustituidos por aparatos electrónicos, o se pueden dejar muchos materiales en la escuela sin necesidad de llevárselas a casa diariamente. Para ello, recomienda que se extienda el uso de taquillas en las aulas. El doctor asegura que "los colegios no pueden poner como excusa que no hay espacio para instalarlas, porque hace años las aulas tenían 45 alumnos de media y hoy son bastante menos, así que espacio si se quiere hay".

También se ha insistido en que los centros deben poner un mobiliario adecuado a cada menor. Así, sería tan sencillo como poner sillas con la opción de ser reguladas en función de lo que mida cada alumno.

En el caso de los niños que practican deporte de competición y por ende de alta intensidad, se recomienda que acudan a un especialista para que les marque ejercicios compensatorios para evitar problemas de espalda el día de mañana, y es que se ha demostrado que es malo tanto el sedentarismo como un exceso de actividad física.

Por último, y en el caso de que no se tome ninguna de estas medidas, se recomienda que si se va a llevar mucho peso en la mochila, se emplee una con ruedas. Aún así, deberían ponerse en marcha gran parte de estos consejos, porque arrastrar dolor de espalda de por vida acarrea consecuencias en todos los ámbitos.