Las neurocientíficas que investigaron con Ramón y Cajal salen del olvido

Las neurocientíficas que investigaron con Ramón y Cajal salen del olvido
Las neurocientíficas que investigaron con Ramón y Cajal salen del olvido

Un trabajo conjunto de las universidades Complutense y Autónoma de Madrid y del CSIC ha identificado a las cuatro mujeres que, junto con el premio Nobel Santiago Ramón y Cajal o algunos de sus discípulos más eminentes, formaron la llamada Escuela Neurológica Española, más conocida como la 'Escuela de Cajal'.

Las doctoras Laura Forster, Manuela Serra, Soledad Ruiz-Capillas y María Luisa Herreros "contribuyeron de manera relevante al desarrollo de la Neurociencia realizada en España entre 1911 y 1945", según un estudio realizado por un equipo multidisciplinar de investigadores.

Cajal es considerado el fundador de la Neurociencia moderna y, tras recibir el Nobel de Medicina en 1906 "en reconocimiento de sus trabajos sobre la estructura del sistema nervioso", las autoridades españolas decidieron financiar sus investigaciones, facilitando así la creación de "un grupo de extraordinarios investigadores alrededor del maestro".

Madrid, cuna de investigación científica

Hasta 1936, Madrid fue "el epicentro desde el que se estudiaba el cerebro en el mundo entero", y aunque casi todos los colaboradores de Cajal fueron hombres, también hubo "extraordinarias mujeres que desarrollaron su investigación en esta escuela", cuyos nombres cayeron en el olvido.

Laura Forster, que era australiana de nacimiento y procedía de la Universidad de Oxford (Reino Unido), por consejo de Cajal trabajó en la degeneración post-traumática de la médula espinal de los pájaros.

Manuela Serra, laborante del Laboratorio de Investigaciones Biológicas, describió las neurofibrillas de las células de la neuroglia, continúa la UCM.

Por su parte, Soledad Ruiz-Capillas, colaboró estrechamente con el Dr. Lafora (neuropsiquiatra y discípulo de Cajal) en el estudio de la patología del sueño; mientras que Luisa Herreros colaboró con Fernando de Castro en el estudio de la organización sináptica del sistema simpático.

Forster y Serra fueron "incluidas expresamente entre los miembros de la Escuela que Cajal escribió de su puño y letra en el momento de recibir la Medalla Echegaray", otorgada por la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.