Ocho narcotraficantes, detenidos por el asesinato de un hombre en Mijas

Guardia Civil
Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a seis personas en España y otras dos en Suecia por el asesinato de un ciudadano sueco. Los hechos ocurrieron el pasado mes de agosto en Mijas (Málaga). Lo detenidos eran pertenecientes a un grupo que se dedicaba al narcotráfico y al blanqueo de capitales.

El asesinato se habría producido como consecuencia de un ajuste de cuentas, ya que la víctima era el líder de otra organización criminal también dedicada al narcotráfico en Suecia. La conocida como Operación Tijereta ha sido ejecutada por la Guardia Civil y la Policía sueca, y fue iniciada horas después del asesinato, cuando los autores fueron detenidos en su intento de huir a Marruecos.

Según apunta la investigación, las víctimas fueron engañadas y conducidas hasta un chalet donde fueron maniatadas y torturadas con tal de conseguir información acerca de una importante partida de droga. Uno de los secuestrados logró huir, sin embargo el otro fue asesinado inmediatamente, y los autores del delito intentaron escapar utilizando el vehículo del fallecido, que posteriormente fue quemado en la localidad malagueña de Fuengirola.

Con la Operación Tijereta se ha conseguido desarticular una importante organización criminal asentada en Suecia que operaba en España y en otros países europeos. En la operación se han practicado varios registros domiciliarios siendo intervenidos cinco vehículos de alta gama, dos fusiles de asalto AK-47, una pistola, abundante munición, un chaleco antibalas, más de 15.000 euros, 13.000 coronas suecas, tres relojes valorados en 120.000 euros y multitud de efectos relacionados con la investigación.

En la operación se han practicado varios registros domiciliarios

Tras la identificación del cadáver los investigadores concluyeron que detrás del crimen se encontraba una importante organización criminal delictiva dedicada al narcotráfico asentada en Suecia con importantes ramificaciones en varios países.

Los investigadores identificaron a los autores que fueron detenidos en San Roque (Cádiz). A raíz de las primeras detenciones en Benahavís (Málaga) fue detenido otro de los componentes de este grupo, de nacionalidad marroquí.

En Marbella (Málaga) se detuvo a otra persona que tuvo un destacado papel en la planificación y dirección de la ejecución, siendo uno de los cabecillas de la organización.