El mundo del toro llora la muerte de "Antoñete"

El mundo de toro y sus aficionados podrán rendir mañana un último homenaje al diestro Antonio Chenel "Antoñete" en la madrileña Plaza de Toros de las Ventas, en dónde a partir de las 9 de la mañana quedará instalada la capilla ardiente con los restos mortales del torero, fallecido ayer en Madrid.

En un principio, según han informado a Efe fuentes familiares, la capilla ardiente iba a ser instalada hoy en Las ventas, pero los trámites judiciales lo han hecho imposible.

El diestro, fallecido en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), donde ingresó aquejado de una bronconeumonía, fue uno de los toreros referentes de la segunda mitad del pasado siglo y su etapa más esplendorosa transcurrió a principios de los ochenta, siendo un referente del más puro clasicismo manejando el capote y la muleta.

Fue precisamente en Las Ventas en donde experimentó su gran despegue como matador, con una afición rendida a sus pies desde que en 1966 cuadrara una histórica faena con el popular toro "Atrevido", de la ganadería de Osborne, conocido como "el toro blanco de Antoñete".

"Antoñete", que se vistió de luces por última vez en 1975, sufría desde hace varios años crisis cardiorespiratorias, la última de las cuales, el pasado invierno, le apartó definitivamente de su puesto de comentarista taurino en la cadena SER y Canal. Su tauromaquia, forjada en el más puro clasicismo, tuvo connotaciones muy directas con el estilo de Juan Belmonte (años veinte) en cuanto a la estética y al de "Manolete" (década de los cuarenta) en lo que se refiere a la técnica.

La capilla ardiente en Las Ventas estará abierta hasta las cuatro de la tarde, momento en el que el cortejo fúnebre saldrá camino de la Almudena, en donde será enterrado.

El diestro es recordado con emoción y pena por el mundo del toro, como dijo Manuel Molés, compañero suyo en los micrófonos de la Cadena Ser y Canal Plus donde ejerció de comentarista en la última etapa de su vida, "porque es una gran pérdida para todos".

"Veinte años juntos, lo que significa que era para mí como un hermano mayor. De nuestra amistad nació un cariño sincero y mutuo. He disfrutado mucho con él y al tiempo también he aprendido", precisó Molés.

Coetáneo de "Antoñete" en la profesión, el veterano diestro salmantino Santiago Martín "El Viti", muy afectado al conocer la noticia, dijo estar "anonadado. Ya sólo nos queda rezar por él. Ha sido un buen compañero y un gran torero. Qué vida. Pero es lo que a todos nos espera".

Compañero de profesión también del "maestro" fallecido, Curro Vázquez dijo que "siempre sentí una gran admiración por él. Fue mi espejo como torero. En realidad su figura hay que resumirla con un torero de toreros".

Por su parte, el matador de toros colombiano César Rincón se expresaba en estos términos: "fue un espejo en el que siempre quise reflejarme. Me apadrinó en mi alternativa y su nombre y su recuerdo los voy a llevar siempre en el corazón".

Emilio Muñoz, matador de toros y compañero del fallecido en las transmisiones por Digital Plus, estaba tan afectado que después de reconocer que ha perdido a una gran persona ya no quiso hablar más: "Lo siento, de Antonio habría que decir muchas cosas muy bonitas y sentidas, pero ahora no es el momento para mí".

El rejoneador Sergio Galán ha hecho público su pesar con un expresivo "se ha ido un gran torero. El del mechón blanco dice adiós tiñendo de luto el toreo. Descanse en paz, maestro. Hasta siempre, Chenel".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha mostrado este domingo su "profundo pesar" por la muerte de Antoñete, al que ha considerado un "maestro del toreo" que conjugó la pureza en el arte del toreo con la valentía.

El diestro madrileño "ha sido un gran torero clásico, con una concepción muy pura y auténtica de su arte y, además, ha sido un símbolo para los toreros de Madrid y un ídolo respetado, querido y admirado por la afición de Las Ventas", ha asegurado Aguirre.

Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid y presidente del Consejo regional de Asuntos Taurinos, Ignacio González, ha recordado que "la Comunidad ya le dedicó un sala que lleva su nombre en la plaza de Las Ventas y una placa en el patio de arrastre, que recordarán para siempre que ésta fue su casa y el escenario donde brindó a la afición madrileña grandes tardes de toros".