Las mujeres necesitan trabajar 52 días más al año para igualar el sueldo de un hombre en España

Las mujeres tienen que trabajar 52 días más al año para conseguir el mismo salario que los hombres en España, según un informe de Oxfam Intermon, que indica que en 2014 una de cada cinco mujeres tuvo una baja remuneración, frente a uno de cada diez hombres.

Bajo el título "Voces contra la precariedad: mujeres y pobreza laboral en Europa", el informe denuncia que en la UE continúa la brecha de género (aunque se reduce lentamente) y las mujeres europeas ganan un 16% menos que los hombres, por lo que tendrían que trabajar 59 días más al año que ellos para igualar salarios.

Según explica la ONG en un comunicado, en España un 14% de esta diferencia salarial "queda sin explicar" y solo puede atribuirse a la discriminación directa o indirecta por razón de género.

EL TRABAJO DOMÉSTICO NO REMUNERADO DE LAS MUJERES SIPONDRÍA EL 41% DEL PIB EN ESPAÑA

Con datos recogidos entre los años 2010 y 2017, el informe alerta también de que el trabajo doméstico no remunerado de las mujeres supondría un 41% del PIB en España y un 13% del mundial (10 billones de euros). Si se contabiliza en horas, las mujeres europeas dedican una media de 22 a la semana al trabajo en casa, mientras que los hombres no sobrepasan las diez.

Chema Vera, director de Oxfam Intermon, ha calificado este "trabajo invisible" como "el andamio sobre el que se construye el crecimiento en Europa" y ha advertido de que las migrantes, jóvenes y familias monoparentales dibujan el perfil de las mujeres más precarizadas en Europa.

Las trabajadoras migrantes -principalmente nacidas fuera de la UE- figuran entre las trabajadoras más marginadas en Europa, donde una de cada cinco se enfrenta al riesgo de pobreza laboral; cifra que en España asciende a una de cada tres.

También incrementa el riesgo de pobreza y exclusión social ser familia monoparental y en España más de la mitad de estas familias lo están; un 83 % de ellas están encabezadas por mujeres.

LEGISLAR CONTRA LA DISCRIMINACIÓN

El informe de la ONG se enmarca en la campaña "No hay peros", con la que se pretende que España y la UE legislen para terminar con la discriminación y la desigualdad que sitúan a la mujer en desventaja para conseguir condiciones de vida dignas. Y aunque la pobreza laboral en las mujeres aumenta tanto en Europa como en España, Intermon Oxfam incide en que es difícil que se vea reflejada en las cifras porque los datos de pobreza se calculan por hogares y no reflejan la discriminación de género dentro de ellos.

Intermon Oxfam señala que para explicar esta discriminación, solo hay que poner el foco en algunos de los sectores mas precarizados, como el trabajo del hogar y cuidados, con un 87,9% de presencia femenina, o en la hostelería, restauración y turismo, donde alcanzan el 55,8%.

Además, la posibilidad de las mujeres de estar en un trabajo parcial no deseado es doble que en los hombres. Casi cuatro de cada cinco personas trabajadoras a tiempo parcial en la UE son mujeres y en España la cifra se incrementa a casi tres de cada cuatro.

Para conseguir cambiar esta situación, la ONG demanda medidas contundentes entre las que destaca el incremento del salario mínimo a 1.000 euros en 2020, la reducción de la temporalidad y la parcialidad involuntaria para acabar con la precariedad laboral que afecta en mayor medida a las mujeres.

También cree imprescindible legislar para promover la corresponsabilidad en el trabajo de cuidados con una Ley de permisos paternales y maternales iguales, con la universalización de la educación de 0 a 3 años y con la mejora del Sistema de Atención a la Dependencia.