24 muertos en las carreteras españolas en lo que va de Puente de la Constitución

24 muertos en las carreteras españolas en lo que va de Puente de la Constitución

Afortunadamente la niebla ya no está presente y no entorpecerá la segunda fase de la Operación Salida de este puente de la Inmaculada que se inicia en apenas una hora, a las tres pm. Eso sí, se esperan fuertes retenciones sobre todo esta tarde.

Veinticuatro personas han muerto en los veintiún accidentes mortales de tráfico ocurridos en las carreteras españolas desde el comienzo, el pasado viernes, de la operación especial por el puente de la Constitución y la Inmaculada, según la Dirección General de Tráfico (DGT). En estos siniestros, ocurridos entre las 15:00 horas del viernes 2 de diciembre y las 24:00 horas de ayer, martes 6 de diciembre, ha habido también once heridos graves y diez leves.

El viernes no hubo ningún fallecido, mientras que el sábado se registraron nueve muertos en siete accidentes, en los que cinco personas resultaron heridas graves y tres leves. El domingo se contabilizaron siete fallecidos en siete siniestros, en los que cinco personas resultaron heridas de gravedad y tres leves, en tanto que el lunes hubo cuatro muertos en tres accidentes, con un herido grave y cuatro leves. El martes hubo cuatro fallecidos en cuatro siniestros, en los que no se registraron heridos graves ni leves.

En cuanto al estado de las carreteras, a las 09:30 horas, están afectadas por la niebla la N-430 en Ossa de Montiel (Albacete), la N-432 y N-435 en Badajoz, la N-401 en Fuente El Fresno y Puebla Don Rodrigo (Ciudad Real) y N-432 en Baena (Córdoba). La niebla también afecta a la circulación por la N-301 en Mota del Cuervo (Cuenca), la N-310 en San Clemente (Cuenca), la N-122 en La Mallona (Soria), la N-301 en Ocaña (Toledo), la N-601 en Villanubla (Valladolid) y la M-40 y la M-45 en Madrid.

La Dirección General de Tráfico puso en marcha el pasado viernes al mediodía el dispositivo especial para regular los 10,5 millones de desplazamientos de vehículos previstos durante el puente de la Constitución y la Inmaculada. Hoy, víspera de la festividad de la Inmaculada, se prevé un incremento de los desplazamientos, sobre todo entre las 15:00 y las 22:00 horas, periodo que la DGT considera el de mayores dificultades circulatorias al comenzar la segunda fase de la operación salida de este puente.

En el dispositivo especial participan más de 10.000 agentes de la Guardia Civil y 600 funcionarios y personal técnico especializado, con el apoyo de más de 1.000 cámaras de televisión, 2.000 estaciones de toma de datos y 1.822 paneles de mensaje variable instalados en las carreteras.

En servicio tres nuevos radares de tramo en Madrid, A Coruña y Zaragoza

La Dirección General de Tráfico (DGT) va a poner en marcha a partir de mañana tres nuevos radares de tramo en los túneles de Guadarrama (Madrid), Sartego (A Coruña) y la circunvalación de Zaragoza, aunque hasta el 9 de enero no comenzarán a multar a los vehículos que excedan la velocidad máxima permitida.

Durante el primer mes de funcionamiento, los conductores que sean detectados a más velocidad únicamente recibirán una carta informativa comunicándoles que han cometido una infracción captada por un radar de tramo. En Madrid, el nuevo radar está ubicado en el túnel III de Guadarrama, en la Autopista del Noroeste AP-6 sentido a la capital, en un tramo de 8 kilómetros y con velocidad limitada a 100 kilómetros por hora.

El nuevo radar de A Coruña está instalado en Fene, en el túnel do Sartego de la Autopista del Atlántico AP-9 en sentido Ferrol. El tramo controlado es de 1.231 metros y la velocidad máxima es de 90 kilómetros por hora. El último radar de tramo instalado está en la circunvalación de Zaragoza, Z-40. Se trata de un recorrido a cielo abierto en su totalidad, de algo más de 3 kilómetros, con una velocidad limitada a 120 kilómetros por hora entre los puntos kilométricos 26,600 a 29,700.

Los radares de tramo controlan la velocidad media de los vehículos que circulan en un determinado recorrido de vía. Según Tráfico, su objetivo principal es regular la velocidad en aquellos tramos de carretera en que la seguridad está más comprometida, como son los túneles, viaductos o circunvalaciones de ciudades, con alta densidad de vehículos. Ya existen en funcionamiento desde diciembre de 2010 dos radares de este tipo: en el túnel II de Guadarrama sentido A Coruña y en el túnel de Torrox (Málaga), en la Autopista del Mediterráneo, A-7, en sentido Barcelona.

La forma en la que funcionan estos dispositivos es relativamente sencilla. Cuentan con dos cámaras instaladas al comienzo y al final del tramo, capaces de registrar con gran precisión tanto la matrícula como la hora exacta de paso del vehículo. Con una sencilla operación matemática, el radar calcula la velocidad media mantenida por el vehículo en cuestión y, si es superior a la fijada en el tramo, realiza una fotografía del infractor y la remite por fibra óptica al centro de gestión de multas de tráfico de León. De nada sirve cambiarse de carril o frenar justo antes de la cámara instalada al final del tramo controlado, ya que el dispositivo calcula la velocidad media, y no a la que se circula en ese momento.