Un niño muerto en Marruecos y 26 heridos leves en Melilla por el terremoto

Un seísmo de 6.3 grados registrado esta madrugada en el mar de Alborán ha dejado al menos veintiséis heridos leves en Melilla y se ha sentido en todas las provincias andaluzas, donde no hay constancia de que se hayan producido daños personales ni materiales, y en la costa marroquí de Nador. Un menor edad, residente en Alhucemas (Marruecos), ha sido la única víctima mortal del terremoto. Según han informado a Europa Press fuentes de organizaciones no gubernamentales de dicha localidad marroquí, el niño de 12 años sufrió un ataque pánico al sentir un seísmo de tal magnitud y durante su traslado al hospital de Alhucemas falleció al sufrir un paro cardiaco.

El terremoto se ha producido a las 05.22 (hora española) y ha tenido el epicentro en la zona de Alborán Sur. Hasta poco después del mediodía se han sucedido una treintena de réplicas también con epicentro en el mar de Alborán, algunas con una intensidad superior a los cuatro grados, que se han percibido con claridad en la ciudad autónoma.

El temblor se ha dejado sentir con mayor intensidad en Melilla, donde ha causado daños en edificios y la suspensión de las clases en la ciudad autónoma para evaluar el estado de los centros educativos.

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha destacado hoy el "susto importante" que han sufrido los melillenses por el terremoto de 6.3 grados en la escala de Richter que ha sacudido esa madrugada la ciudad autónoma.

En una rueda de prensa, Imbroda ha subrayado el "comportamiento ejemplar" de la población y la ausencia de daños personales importantes.

Acompañado del delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, Imbroda ha hecho un llamamiento a que "no cunda el pánico" y ha señalado que las réplicas que se han producido entran dentro de la normalidad de estas situaciones.

Según ha informado el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), el servicio de Urgencias del Hospital Comarcal de Melilla ha atendido hasta las 11.00 horas a veintiséis personas por heridas menores -traumatismos, cortes y algunas lesiones leves- como consecuencia de los temblores y todas han sido dadas de alta.

Los atendidos presentaban crisis de ansiedad y heridas por cortes en algún caso al recoger objetos de cristal o cerámica que cayeron al suelo en las viviendas o por golpes que sufrieron al bajar escaleras y en otras situaciones por la premura con que intentaban salir de sus casas.

La Cruz Roja de Melilla ha informado de que tiene activados sus recursos como medida de prevención, y que un equipo de emergencia social atiende a ciudadanos en la calle.

Imbroda ha pedido tranquilidad también a través de Twitter, y ha aclarado que "no son ciertas" las "noticias anunciando nuevos terremotos", mientras los expertos han señalado que continuarán las pequeñas réplicas y que, aunque la probabilidad de que se produzca otro similar es baja, "nunca descartable".

El seísmo ha afectado también al normal funcionamiento de la Administración local de Melilla, debido a los daños que se han producido en el Palacio de la Asamblea, donde han aparecido grietas en el interior del edificio y las dos torretas que coronan la parte central de su fachada, que están siendo evaluadas por técnicos.

En Andalucía, el servicio de Emergencias 112 ha recibido más de 400 llamadas informando de que se había sentido el terremoto, aunque el movimiento sísmico no ha causado daños personales.

El terremoto fue notado, entre otras localidades andaluzas, en Antequera (Málaga), donde numerosos vecinos se echaron a la calle, mientras en la provincia de Granada se han recibido 16 llamadas alertando de que el temblor se había sentido sobre todo en la costa.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha transmitido en un mensaje de Twitter su solidaridad a los afectados por el terremoto y ha afirmado que está "pendiente de la evaluación de los daños", mientras la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha destacado la "normalidad" en la región tras el "sobresalto" por el temblor.