Las muertes por violencia de género, a punto de llegar a 1000

Las muertes por violencia de género, a punto de llegar a 1000

Beatriz Arroyo puede convertirse en un triste número, el número 1000 de víctimas por violencia machista. La lista comenzó hace 22 años con Ana Orantes, aquella mujer que tuvo la valentía de acudir a una cadena de televisión a contar que su ex marido le perseguía y amenazaba. Trece días después su ex marido la quemó viva.

Hace 22 años, una mujer, Ana Orantes, denunció en televisión a su ex marido. Trece días después, la quemó viva

La lista oficial sin embargo comenzó a contar desde el año 2003, con Diana Yanet Vargas, que fue asesinada una noche de Reyes. Su pareja la tiró por el balcón.

Desde Diana hasta Beatriz Arroyo, asesinada ayer, 10 de junio, por su pareja sentimental en Alboraya, hay 997 nombres más. 998 si se confirma como violencia machista el caso de la pareja que apareció muerta en Ayamonte, Huelva, el pasado fin de semana. De confirmarse, Beatriz sería la víctima 1000 de una triste lista donde se incluyen también el nombre de los menores fallecidos por la violencia machista.

Los datos oficiales de fallecidas por violencia machista

Los datos, recogidos también por el Instituto de la mujer, tienden a la baja, pero aún siguen siendo cifras muy elevadas. ¿El peor año? El 2008, con 76 muertes. Sin embargo, la lista para muchos está incompleta, ya que no recogen nombres de mujeres asesinadas por violencia machista por desconocidos, como son el caso de Diana Quer o Laura Luelmo.

Estadística violencia machista
Estadística violencia machista

Los esfuerzos en la lucha contra la violencia de género

Sin embargo, 2003 fue un año clave, el comienzo de la lucha contra la violencia de género. De hecho, solo un año después se aprobó la ley integral contra la violencia de género, lo que supuso un apoyo legal y más recursos para las víctimas de violencia machista.

Y tres años después, en 2007, comenzó a ponerse en marcha el teléfono de ayuda a víctimas de violencia de género, el 016, un teléfono de atención y apoyo en donde las víctimas de violencia machista pueden pedir asesoramiento y ayuda.

Se reclama sin embargo el desarrollo completo del Pacto de Estado para la violencia de género, más ayudas para la protección de las víctimas y una mayor vigilancia a los agresores.