Una mujer muerta tras quedar atrapada en un ascensor en el hospital de Valme

Hoy se han practicado pruebas forenses a la mujer de 25 años fallecida en el hospital de Valme, que quedó atrapada en un ascensor cuando era trasladada en camilla tras haber dado luz por cesárea. La familia pedirá responsabilidades por lo sucedio y no descarta denunciar.

El ascensor en el que trasladaban a la mujer se puso en marcha con las puertas abiertas y con media camilla fuera, llevándose por delante la vida de la joven. El celador que la acompañaba trató de sacarla sin éxito.

Desde el hospital se llamó de inmiediato a los servicios de emergencias para avisar de que una mujer había quedado atrapada en el ascensor después de que el sistema de cierre fallara y provocara este accidente.

En estos momentos las investigaciones continúan en marcha para averiguar que es lo que pudo fallar. El ascensor había cumplido todas las revisiones de forma correcta, la última el 12 de agosto.

Por parte de los familiares de la víctima ha denunciado hoy ante el juzgado número 1 de Sevilla al centro hospitalario y a la empresa encargada del mantenimiento del elevador en el que se produjo el siniestro.

En declaraciones a los periodistas en las puertas del tanatorio en el que se encuentra el cuerpo de su hija, Juan Cortés, el padre de la joven, ha informado de que ya han denunciado lo que la familia de la fallecida considera "una negligencia".

Cortés ha reconocido también a los periodistas que aún no se han puesto en contacto con él nadie de la Consejería andaluza de Salud ni del Ayuntamiento de Dos Hermanas, donde trabajaba la joven.

El hospital Virgen de Valme de Sevilla ha reclamado un informa a la empresa encargada del mantenimiento para poder averiguar qué pudo fallar.