Un grupo de militares entrenan para viajar al Polo Sur

Militares del ejército de tierra se preparan en el valle de Benasque para ir a la Antártida.

Entrenan cómo reaccionar en situaciones límite, sobre hielo. En enero emprenden viaje, serán dos meses de duro trabajo, con temperaturas de hasta 19 grados bajo cero, para poner en funcionamiento proyectos científicos españoles en la base "Gabriel de Castilla".

Se adiestran a más de 3000 metros de altura sobre terreno helado y con nieve. Aprenden a desenvolverse en caso de cualquier percance. Efectivos del ejercito de tierra han estado esta semana adaptándose a unas condiciones muy similares a las que van a encontrar en la Antártida.

"Porque en la isla un 60% son glaciares, si te tienes que mover por ahí tienes que saber moverte con los crampones, saber saltar una grieta, saber ir encordado al compañero y todo eso".

Estos 12 militares partirán en enero con destino Isla Decepción donde el ejercito de tierra tiene una base. Allí permanecerán 2 meses.

"Nuestra misión es poner en funcionamiento y mantener esa base para que los proyectos cientificos que lleva acabo España en ella estén en las mejores condiciones y puedan salir adelante".

Soportarán temperaturas de hasta 19 grados bajo cero y viento de 120 Km. hora además de convivir junto a un volcán activo. Para ello se han preparado teóricamente, en equipamiento, agua y montaña.

"A ver que nos encontramos, a ver que nos ha dejado allí el invierno porque nunca se sabe porque ya digo es un sitio bastante duro".

Por delante 4 meses y varios miles de kilómetros para descubrirlo.