Una madre se niega a entregar a su hija al padre maltratador

Susana Guerrero, una madre que se niega a entregar a su hija al padre condenado por maltrato, ha dicho que si la Justicia la obliga a entregar la niña a su progenitor no lo hará y ha pedido que se proteja a la menor "de un acosador y maltratador".

La Audiencia Provincial de Toledo decide hoy si ratifica la sentencia del juzgado de Talavera de la Reina que obliga a Guerrero a entregar a su hija de diez años a su padre, condenado por malos tratos hacia la madre y denunciado por presuntos abusos contra la menor.

La madre ha protestado hoy a las puertas del Ayuntamiento de Madrid, acompañada de una veintena de personas, para exigir "que se paralice la ejecución de la sentencia" y mostrar su rechazo a que la menor se vaya con el padre.

"Quiero que olviden que yo me he enfrentado a todo el sistema para proteger a mi hija y que se centren en que ella tiene que ser protegida de un acosador y maltratador", ha explicado la madre, quien ha añadido que la menor "tiene que ser protegida".

Susana Guerrero ha reiterado que el síndrome de la alineación parental es el que se está aplicando en su causa y que ella no está "desafiando a la justicia", sino que está "luchando".

DAR MI HIJA A UN VIOLADOR

El padre de la menor comenzó a violar a Guerrero a los 13 años cuando ella, que provenía de una familia desectructurada, fue acogida en la casa del hombre y de su mujer. "¿Están dando mi hija a un violador?", se ha preguntado la mujer, quien ha añadido: "Mi hija es lo mejor que me ha pasado, aunque haya sido fruto de una violación".

Guerrero ha explicado que cuando se quedó embarazada a los 17 años, el progenitor la "obligó abortar" y le decía que "su hijo iba a ser un bastardo que le iba a arruinar la vida".

El mismo juzgado de Talavera de la Reina que condenó al hombre por violencia machista, es el que ha decretado que Guerrero debe entregarle la custodia de la niña.

Por otro lado, Susana Guerrero fue condenada a pagar una multa de 5.100 euros por un delito de denuncia falsa contra la actual pareja sentimental del progenitor de la menor al acusarla de malos tratos hacia su hija y, según Guerrero, "está recurrido".