En el macizo central de Galicia sólo en tres días se han quemado 6 mil hectáreas.

El norte de España sigue ardiendo. Decenas de incendios forestales continúan en Galicia y ahora también Asturias. Son miles de hectáreas perdidas. Sólo en el macizo central de Galicia en tres días se han quemado 6 mil hectáreas.

El incendio forestal que ha arrasado más de mil hectáreas en Lobios (Ourense), que procede de Portugal, ha llegado a ser controlado, mientras que se mantiene otro de grandes proporciones en Manzaneda. La situación esta mañana es de ocho incendios activos y otros ocho controlados, según ha informado la Consellería de Medio Rural. Los fuegos forestales surgidos en los últimos días siguen arrasando numerosos montes, casi exclusivamente en la provincia de Ourense, tres de ellos de gran envergadura, como el que se da por controlado en Lobios y el de mayor envergadura, el de Manzaneda, con más de 1.800 hectáreas quemadas y que sigue activo, como ayer.

La Consellería de Medio Rural ha informado de que se ha conseguido detener el avance de propagación del fuego de Lobios, que comenzó a las 8:00 horas del pasado 13, lo que supone que se encuentra sin llamas. Este incendio está controlado desde las 21:30 horas de ayer, supera las mil hectáreas, según estimaciones provisionales, y comenzó en la mañana del día 13. El fuego llegó desde Portugal, donde se registró un gran incendio de varios miles de hectáreas y llegó en distintos días a varios puntos de Galicia por los vientos de componente sur. Se sitúa en una zona pedregosa de gran pendiente, lo que dificulta su extinción con medios terrestres dado su contorno irregular.

En estos momentos, trabajan en la extinción numerosos medios aéreos: cuatro aviones y seis helicópteros, así como 31 brigadas, tres Grumir y ocho motobombas. En una jornada en la que han descendido las altas temperaturas registradas esta semana, también ha sido controlado el fuego registrado en Vilariño de Conso, que quemó 150 hectáreas, y el de Calvos de Randín, que afectó a diez de monte arbolado. La situación del resto de fuegos activos y controlados se mantiene como en la noche de ayer, ocho incendios todavía sin controlar e igual número de fuegos controlados. También continúan activos otros fuegos que han quemado hasta el momento menos de 20 hectáreas, de los que la Xunta no ofrece información.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha calificado hoy de "criminales" a los causantes de incendios forestales, después de que hayan fallecido dos personas en esta comunidad por el fuego. El integrante de una brigada de la Junta contra incendios falleció ayer cuando trabajaba en la extinción de un fuego en Molinaferrera (León), mientras que en Nava de la Asunción (Segovia) fue encontrado muerto un hombre también en la extinción de un incendio forestal.

Juan Vicente Herrera, en declaraciones a los periodistas en Valladolid, ha calificado de drama estas dos muertes y ha expresado "el dolor" y a la vez "el profundo agradecimiento del conjunto de la sociedad hacia esos profesionales" fallecidos. La situación "sigue siendo hoy de alarma grave" por el riesgo de incendios forestales, debido al calor inusual en esta época del año y a la sequía desde el pasado verano, ha advertido el presidente. "Algunos delincuentes, criminales, están aprovechando para provocar incendios", ya que "no es casualidad esa concentración de incendios en zonas muy concretas" de León y de Zamora durante los últimos días, ha declarado al respecto.

"Por el contrario, hay otras con gestión mancomunada" de los montes en las que "no se producen" incendios, "salvo algunos asociados con la naturaleza", ha añadido. Herrera ha recalcado que los causantes de estos fuegos "están poniendo en peligro la vida de profesionales y del patrimonio forestal y agrícola", a la vez que ha confiado en la actuación de las Fuerzas de Seguridad y de la Fiscalía. "No nos podemos permitir la pérdida de vidas humanas, para empezar, y ayer se han producido dos; eso es lo más importante", ha aseverado, "y, en segundo lugar, no podemos permitirnos el lujo de la pérdida de parte de nuestro patrimonio". El presidente de la Junta ha hecho estas declaraciones durante una visita a la feria Expobioenergía.