Tres detenidos y cuatro investigados por vender miles de mascarillas no homologadas en Madrid, Ávila y Valencia

Operación Conforama
Operación Conforama |Guardia civil

La segunda fase de la operación Coronafarma, que se desarrolló en abril en Ávila, se ha extendido a Madrid y Valencia, con tres detenciones y cuatro personas investigadas por la venta de miles de mascarillas no homologadas procedentes de China.

De los tres detenidos y cuatro investigados, cinco de ellos son de nacionalidad china

Los arrestos se han producido en Candeleda (Avila), Madrid y Riba-Roja del Turia (Valencia) con la acusación de ser presuntos autores de los delitos de asociación ilícita, contra la salud pública, blanqueo de capitales y contra la propiedad industrial.

De los tres detenidos y cuatro investigados, cinco de ellos son de nacionalidad china. Los investigadores de la Guardia Civil lograron identificar a los encargados de la importación y distribución de las mascarillas no homologadas, y lograron detener e investigar a estas siete personas.

El procedimiento que usaban era el de adquirir las mascarillas en China para después enviarlas a Valencia, desde donde se iniciaba la distribución y venta por todo el territorio nacional.

La operación Conforama se inició en abril

La operación Coronafarma tuvo su origen en abril, donde la Guardia Civil logró intervenir y retirar del mercado más de 260.000 mascarillas no homologadas por un valor de 300.000 euros.

Entonces fueron detenidas cinco personas e investigadas otras doce como presuntas autoras de los delitos de asociación ilícita, contra la salud pública, blanqueo de capitales, contra la propiedad industrial, estafa y falsificación de documento público.