El incendio de Llutxent quema 3.003 hectáreas tras más de dos días activo

El incendio de Llutxent quema 3.003 hectáreas tras más de dos días activo

El incendio forestal de Llutxent ha quemado ya 3.003 hectáreas después de más de dos días activo, según la última aproximación de superficie afectada de la Generalitat, y los servicios de extinción mantienen su optimismo ante unas buenas previsiones meteorológicas para esta noche. En la reunión técnica de coordinación que se ha celebrado a las 20 horas, el director del Puesto de Mando Avanzado del incendio ha mostrado un "moderado optimismo" ante la evolución del fuego, ya que la previsión meteorológica para esta noche indica que el viento será variable a flojo y la humedad alta.

Al anochecer se han retirado los medios aéreos y en la zona permanecen los equipos terrestres que continuarán con las labores de control y extinción del incendio, que comenzó el pasado lunes por un rayo.

Según Aemet, las tormentas no han afectado a la zona del incendio y la tendencia es que se restablezca el flujo de viento del este flojo, que amainará de madrugada según el pronóstico. Por la tarde ha estado soplando el viento en la zona con rachas próximas a 40 km/h, según ha indicado Aemet. Para mañana el nivel de preemergencia por riesgo de incendios forestales en la Comunitat Valenciana es extremo en las provincias de Valencia y Alicante, mientras que en Castellón el riesgo es bajo-medio

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha asegurado que la situación del incendio de Llutxent (Valencia) sigue siendo "extremadamente complicada" y que están pendientes de la evolución de la meteorología, aunque ha confiado en que en los "próximos días" se pueda dar una "solución definitiva.

Tras asistir a la reunión del Puesto de Mando Avanzado del incendio de Llutxent, Puig ha manifestado a los periodistas que la prioridad en este caso es la "seguridad de las personas" y por ello han sido desalojadas cerca de 2.600 de manera preventiva.

Ximo Puig ha explicado que aunque es posible que al final de la tarde avancen los vientos de levante y vuelvan a dificultar la situación del incendio, hay una gran cantidad de medios aéreos (27) y humanos (700 bomberos, militares y agentes forestales) "que están dando lo mejor de sí mismos para combatir el fuego".

Durante estos días "hemos visto como ha habido una serie de concatenaciones climatológicas, junto a la situación de la propia masa forestal, que han hecho totalmente imposible poder dar toda la respuesta que en otras condiciones se puede dar", ha afirmado Puig. "No creo que debamos ser excesivamente optimistas, porque estamos aún en momentos muy complicados del incendio" ha dicho Puig, quien aunque se ha mostrado "convencido" de que hoy va a haber un "buen resultado" ha precisado que el "éxito depende de condiciones que tienen que ver en gran parte con la meteorología". Ha recordado que ayer se produjeron "vientos huracanados y con multidirección que hacían imposible atajar el fuego en ninguna dirección". También es evidente, ha dicho, que las lenguas de fuego cercanas a algunas urbanizaciones "han hecho que sea muy difícil dar una respuesta porque, si en algunos casos se hubiera intentado dar más se hubiera puesto en peligro a muchas personas". No ha precisado el número de casas afectadas por el fuego, una veintena según Emergencias de la Generalitat, pero ha dicho que en algunas zonas las viviendas apenas han resultados afectadas y en otras "absolutamente calcinadas".

El incendio declarado el pasado lunes en Llutxent y que permanece activo más de 48 horas después, ha quemado ya 2.857 hectáreas en los términos municipales valencianos de Gandía, Llutxent, Pinet, Ador, Barx y Quatretonda, y ha obligado a desalojar a 2.600 personas. En la zona trabajan 700 medios terrestres y 27 aéreos, entre forestales de la Generalitat, bomberos de los consorcios provinciales de Valencia, Castellón y Alicante y bomberos del parque de Valencia, así como miembros de la Unidad Militar de Emergencias.

La alcaldesa de Gandía (Valencia), Diana Morant Ripoll, ha admitido este miércoles que los equipos de extinción de incendios desplazamos en la zona no han sido capaces de controlar aún el fuego de Llutxent, que sigue avanzando en Gandía. Morant ha explicado, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, que "los bomberos hablan de unas circunstancias que han cambiado los protocolos de actuación porque el fuego es de una intensidad y virulencia parecidos a los que se han visto por las televisiones en Grecia".

Además, en las últimas horas, están colaborando 14 dotaciones de bomberos de los consorcios de Alicante y Castellón y bomberos voluntarios de Alcoi, que se suman así a los efectivos de la Generalitat y de Divalterra.

La carretera de Barx, la CV-675, sigue cerrada al tráfico en ambos sentidos hasta que se den por extinguidos todos los focos y se garantice la seguridad en la zona, por lo que la Policía Local de Gandia pide a la población no intentar llegar a la zona para facilitar los trabajos.

EL DIRECTOR GENERAL DE PROTECCIÓN CIVIL Y EMERGENCIAS SE DESPLAZA A LLUTXENT

El director general de Protección Civil y Emergencias, Alberto Herrera, se ha dirigido este miércoles a Valencia "para reiterar el apoyo y la plena colaboración del Estado con las autoridades valencianas que están gestionando la emergencia" de Llutxent. Un rayo, según las primeras hipótesis, provocó el pasado domingo un incendio que ya está afectando a diversos municipios de la zona.

CRUZ ROJA ATIENDE EN 6 ALBERGUES A 326 VECINOS DE POBLACIONES AFECTADAS

Cruz Roja ha atendido a 326 vecinos de las poblaciones afectadas por el incendio declarado el pasado lunes en el término municipal de Lluxent, en hasta seis albergues que habilitó para prestar asistencia y de los que este miércoles mantiene abiertos tres, asistidos por más de 50 voluntarios, según ha informado la organización humanitaria.