El incendio de Campofrío bajo control pero tardará en extinguirse varios días

El incendio que desde la mañana de ayer domingo afecta a la planta principal de la empresa de elaborados cárnicos Campofrío, de Burgos, está "absolutamente controlado", pero sigue activo y los bomberos no descartan que tarde "varios días" en extinguirse.

Así lo han indicado fuentes de los Bomberos de Burgos, que permanecen trabajando en la planta de Campofrío y van a continuar allí toda la noche para tratar de apagar los focos que aún siguen activos en el interior de la nave, donde, según han informado, aún quedan algunos "conatos" de fuego.

Han señalado, sin embargo, que la situación actual es de "control absoluto" del incendio y que se han cerrado completamente los tanques de distribución de amoniaco del interior de la fábrica y los grandes depósitos de suministro que, en principio, ofrecían peligro dada su alta toxicidad.

Dos dotaciones de los bomberos de Burgos se encontraban esta madrugada en la planta de elaborados cárnicos donde, según han informado, el trabajo es "complicado", dado que se trata de una nave industrial de grandes dimensiones, aunque distribuida en diferentes secciones, lo que dificulta su labor.

Han señalado además que algunos bomberos han conseguido acceder a algunas zonas de la fábrica, aunque, dada la magnitud del incendio, aún es pronto para realizar la labor pericial que determine las causas que han provocado el siniestro, si bien la primera hipótesis apunta a que pudo deberse a un cortocircuito.

PÉRDIDAS CUANTIOSAS

Tampoco han podido precisar en este momento los daños materiales que ha causado el incendio -en el que no se han registrado daños personales- pero han indicado que la "parte fundamental" de la planta ha ardido y que se estima que las pérdidas materiales serán cuantiosas.

Los bomberos han garantizado que no existe ningún riesgo para los vecinos de las proximidades de la fábrica, situada en el Polígono de Villafría de la capital burgalesa, en la que trabaja un millar de personas que, a estas horas, desconocen cuándo podrán regresar con normalidad a sus puestos de trabajo.

"La experiencia" de los bomberos en este tipo de siniestros de gran magnitud indica que en ocasiones se tardan "días" en lograr su extinción total, han informado a Efe fuentes del Cuerpo.

El incendio se originó a las 6:45 de la mañana de ayer domingo y desde entonces en las tareas de extinción y apoyo han participado unas doscientas personas, entre policías, bomberos, personal sanitario y de apoyo, parte de los cuales, incluidos varios equipos del servicio sanitario de Castilla y León (Sacyl) y del Ejército, que ha aportado equipos electrógenos para trabajando de noche.

El fuego obligó a evacuar a unos 400 vecinos, algunos de los cuales fueron alojados provisionalmente en un polideportivo, aunque todos pudieron regresar a sus casas a medida tarde de ayer tras comprobarse que los niveles tóxicos en la atmósfera son negativos.

LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, anunció el domingo una reunión para este lunes con el Comité de Empresa de Campofrío y calificó de auténtica "tragedia" la destrucción de la planta en Burgos a consecuencia de un incendio, por lo que ha comprometido el apoyo del Ejecutivo regional para que la empresa, con cerca de un millar de empleos, pueda recuperarse.

La máxima responsable del sector agroalimentario en la Comunidad explicó que nada más tener conocimiento del siniestro, que ha derruido la totalidad de la factoría, sita en el Polígono Industrial de Villafría, tanto ella como el presidente de la Junta, el burgalés Juan Vicente Herrera, se han puesto en contacto telefónico con el presidente de a empresa, Pedro Valvé, a fin de expresarle su solidaridad y brindarle el apoyo de la Administración regional.

CAMPOFRÍO COMUNICA QUE TENDRÁ UNA NUEVA PLANTA EN BURGOS EN 2016

El presidente de Campofrío, Pedro Ballvé, ha comunicado al alcalde de Burgos, Javier Lacalle, que la multinacional cárnica construirá una nueva planta en la ciudad, que sustituirá en 2016 a la que ha quedado totalmente inservible tras un incendio que comenzó ayer en su interior y sigue activo.

El propio alcalde ha asegurado en rueda de prensa que el mensaje de los directivos de Campofrío es que habrá una nueva factoría en la que mantendrán la plantilla de la actual, de unos mil trabajadores.

Para Lacalle, es "un motivo de satisfacción" que la empresa haya decidido reactivar la producción, porque supone el sustento para unas dos mil familias, entre puestos de trabajo directos e indirectos. El alcalde ha agradecido también el apoyo del resto de administraciones para que la planta siga en Burgos.

Ha asegurado que ha mantenido un contacto directo con el presidente de la Junta de Castilla y León prácticamente desde el comienzo del incendio ayer a primera hora de la mañana y que hoy mismo ha recibido una llamada telefónica de la ministra de Trabajo, Fátima Báñez. Ambos se han comprometido a prestar todo el apoyo posible para que Campofrío recupere su planta de Burgos.

El alcalde ha explicado que, aunque el fuego que comenzó ayer a las 6:45 en la planta está controlado y ya ha retirado el Plan de Emergencia Municipal que activó ayer a primera hora de la mañana, el incendio tardará varios días en quedar extinguido y no se podrá acceder al interior de la factoría hasta entonces, aunque su estructura es "irrecuperable".