Siete heridos, tres graves, al descarrilar un tren en Sevilla por la lluvia

Un total de siete personas han resultado heridas, tres de ellas de carácter grave, al descarrillar un tren de media distancia de la línea Málaga-Sevilla entre las estaciones sevillanas de El Sorbito y Arahal, según ha informado el Servicio Coordinado de Emergencias 112 Andalucía.

A las 10,12 horas, el 112 recibía el primer aviso de un pasajero que alertaba del descarrilamiento de un tren que cubría la línea Málaga-Sevilla en el punto kilométrico férreo 22 de la línea Utrera-Marchena. Inmediatamente, se dio aviso a Adif, a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), Guardia Civil, Bomberos de la Diputación, Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA), Protección Civil y Policía Local, que se dirigen a la estación de El Sorbito para la atención de los heridos.

Según las primeras informaciones, siete personas han resultado heridas de distinta consideración a consecuencia del accidente. En el momento del suceso, el tren --que salió a las 7,40 horas de la mañana de Málaga en dirección Sevilla-- transportaba a un total de 79 pasajeros a bordo.

Según han señalado fuentes de Adif, ha sido el tercer vagón del tren el que ha descarrilado y se ha desplazado un tren taller desde Córdoba para volver a colocar el vagón en las vías. Debido a esta situación, los pasajeros de los siguientes trenes de media distancia Sevilla-Málaga y Málaga-Sevilla realizan todo el trayecto por carretera; mientras que los de media distancia entre Almería y Sevilla realiza el trayecto Granada-Sevilla por carretera, según ha señalado Renfe en Twitter.

Cabe recordar que esta vía se encontraba suspendida desde las 7,45 horas por las fuertes lluvias y había sido reabierta a las 9,25 horas. Esta suspensión se había producido al estar la vía inundada entre los puntos kilométricos 25+000 y 25+200 y afectaba a los trenes que recorrían la línea de media distancia entre Sevilla y Málaga y entre Sevilla y Almería.

Fuentes de Renfe han señalado que un tren con salida de Sevilla las 7,40 horas con destino a Málaga se vio afectado por esta suspensión y ha sido detenido a la altura de Dos Hermanas (Sevilla) debido a las condiciones meteorológicas adversas. Renfe ha realizado el trasbordo por carretera de los viajeros entre Dos Hermanas y Málaga.

POR LAS LLUVIAS

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha apuntado hoy que la causa del descarrilamiento del tren pasajeros de la línea Málaga-Sevilla a su paso por la localidad de Arahal (Sevilla) ha sido el desbordamiento del río Guadaira a causa de las inundaciones en la zona.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, De la Serna ha explicado que a falta de el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios, "no es imprudente" decir que todo apunta a que ese desbordamiento ha provocado el "deslizamiento" del tren de la vía.

En este accidente, que se produjo entorno a las 10.10 de la mañana a ocho kilómetros de la estación de Arahal (Sevilla), han resultado heridas 23 personas, de las 73 que viajaban en el tren. Tres de ellas están heridas de diversa consideración y han sido trasladas por helicóptero y por carretera tras sufrir fuertes golpes en la cadera o la espalda.

De la Serna ha asegurado que antes del paso del tren "no existía un problema en este lugar" por las inundaciones y el convoy anterior, en sentido Sevilla-Málaga, puso pasar por ese sitio.

El desbordamiento se produjo "con posterioridad" por lo que no se pudo tomar ninguna decisión "para evitar que se hubiese producido el accidente", ha afirmado. Por eso, ha descartado las críticas de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien ha exigido hoy a ADIF "explicaciones de por qué ha abierto la vía en las condiciones en las que estaba".

El ministro ha reprochado que Díaz intente "utilizar política y partidistamente este accidente" en vez de ayudar a solucionar la atención a las personas afectadas y la investigación sobre el suceso, ya que no se ha puesto en contacto con el Ministerio ni con el Gobierno "en ningún momento". Ha aclarado que el tren anterior tuvo que detenerse por un problema de agua en la vía, pero no en el lugar en el que se produjo el accidente, sino que "ya había pasado esa zona y se había comprobado que no había afección", y el tramo inundado se reabrió con suficiente antelación, a las 9.25 horas.