Dos heridos graves en una explosión en una industria pirotécnica en Tarragona

fuegos_artificiales
fuegos_artificiales |Archivo

Protección Civil ha rebajado a fase de alerta el plan de emergencias químicas (Plaseqcat), activado por la deflagración y posterior incendio ocurrido esta mañana en la pirotécnica Pirogestión SL, ya que no existe riesgo de sucesivas explosiones ni hay humo tóxico.

Según ha indicado Protección Civil en un comunicado, se ha reducido el nivel de emergencia a alerta tras confirmarse que no había peligro de explosión y que el humo del incendio no era tóxico.

Han precisado las fuentes que aún quedaban algunos bidones de aluminio y magnesio en polvo ardiendo en el almacén de la pirotécnica, pero que los bomberos los dejarían quemar de forma controlada hasta que se extingan por ellos mismos.

Los Bomberos de la Generalitat han movilizado ocho dotaciones, de las cuales continúan trabajando seis, que dejan quemar la nave de forma controlada, ya que no existe riesgo de que las llamas se propaguen y en el lugar apenas hay ya humo.

El fuego ha afectado a la mitad de un almacén aislado, con aproximadamente 80 metros cuadrados; el techo de la construcción no se ha hundido, pero una de las paredes laterales ha cedido.

La explosión ha ocasionado heridas de carácter crítico a dos trabajadores de la empresa, de 45 y 50 años, que han sido trasladados por un responsable de la misma fábrica al Hospital Pius de Valls, y posteriormente llevados en dos helicópteros del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) a la Unidad de Grandes Quemados en el hospital del Vall d'Hebrón de Barcelona.

La empresa ha dado la alarma al teléfono de emergencias 112 a las 07:50 horas y Protección Civil ha estado en contacto permanente desde el Centro de Coordinación Operativa de Cataluña (CECAT) con los responsables de seguridad de la empresa.

También se ha informado a los municipios de la zona para que pudieran hacer un seguimiento continuo de la emergencia.

Según ha destacado Protección Civil, el accidente no ha supuesto riesgo para la población del entorno -la empresa está aislada de núcleos habitados- pero, como medida preventiva y para poder trabajar los cuerpos operativos con más seguridad, ha quedado cortada una carretera de acceso a la zona.

Las autoridades han recomendado no obstante a niños, ancianos y personas con problemas respiratorios que no se acerquen a la zona próxima al incendio.