Se graba persiguiendo con su coche a un oso pardo a 60 km/hora

Un asturiano de la localidad de Grado podría tener que pagar una multa de 200.000. No se le ocurrió otro cosa que perseguir a un oso pardo con su coche a 60 kilómetros por hora. En las imágenes, que el conductor subió a las redes sociales, se ve al oso en la carretera huyendo del vehículo, mientras que él invade el sentido contrario.

La Fundación Oso Pardo consideran que este animal protegido sufrió estrés. Así que han presentdo una denuncia ante la Guardia Ciivl por un delito contra la seguridad vial y atentado contra el patrimonio natural.