La familia de los niños desaparecidos en Córdoba cree que alguien los tiene retenidos

Han pasado ya cinco días sin noticias de Ruth y José y los investigadores saben, que en este tipo de casos, el tiempo juega en su contra. El principal sospechoso sigue siendo el padre, José Bretón. Con él se vió a los niños por última vez y su declaración presenta algunas contradiciones.

Pese a todo, la familia materna insiste en que se respete la presunción de inocencia y mantiene la esperanza de que los pequeños estén retenidos por álguien.

De momento, la policía no puede descartar ninguna hipótesis, ya que la investigación todavía no ha dado resultados.

No hay detenidos y en los registros no se ha encontrado nada.

El último se producía, en presencia de José Bretón, en casa de los abuelos paternos de los niños, en el centro de Córdoba. Este fue el lugar en el que se vió por ultima vez a Ruth y a José. Los investigadores aseguran que son claves las 4 horas en las que el padre no tiene una coartada consistente. Las horas que pasaron desde que salieron de casa de los abuelos hasta que una camara de seguridad, de la Ciudad de los niños, graban al padre acercándose a un vigilante, para contarle que sus hijos han desparecido.

Fuentes de la investigación aseguran que del padre de los pequeños sorprende su entereza, pero de momento no existen pruebas contra él y colabora voluntariamente, desde el primer día, con la policía.