La familia de Johan David, asesinado en Valencia, pide la pena máxima para las autoras

Un familiar del niño de tres años encontrado muerto esta tarde en el vertedero de la localidad valenciana de Dos Aguas ha pedido a la Justicia la pena máxima para las dos mujeres presuntas autoras del fallecimiento del menor.

En declaraciones a la Agencia Efe, Jonathan Castro, tío del menor, ha agregado que "embolsar (el cadáver) y llevarlo a un contenedor es tener la cabeza fría y por eso espero que la persona que las juzgue tenga también la cabeza fría".

El cuerpo del menor, Johan David, ha sido localizado alrededor de las 18.20 de ayer en las instalaciones del vertedero de Dos Aguas, después de tres días de arduas labores de búsqueda en las que se han revisado varias toneladas de basura.

El cuerpo del pequeño, de tres años, fue arrojado a un contenedor por dos mujeres que se habían encargado de su cuidado mientras que la madre, con la que mantenían una relación de amistad, realizaba trabajos fuera de Valencia.

Ambas mujeres, Pura A. y Vanessa R.V., de nacionalidad boliviana, se encuentran en prisión, comunicada y sin fianza, tras ser detenidas por su supuesta relación con los hechos.

Jonathan ha señalado que su hermana Lohammy "está destrozada" tras enterarse del hallazgo del cuerpo, "pero aún así hasta que la Policía no diga al cien por cien que es el niño no quiere descartar nada".

El hermano de Lohammy y tío del menor ha dicho que las dos mujeres ahora detenidas eran dos personas en las que su hermana tenía confianza suficiente para dejarles al cuidado de su hijo durante su ausencia por motivos laborales "a una de ellas la conocía desde los diez años. Hace 14 años que se conocen. Ella confiaba en ella".

"Hay que tener la cara bien dura para ir con mi hermana a pegar carteles y dejar que se aloje en su casa. Es no tener nada de corazón", ha criticado Castro.

La madre del menor ha tenido que ser atendida por los servicios médicos tras sufrir una crisis de ansiedad.