La mujer fallecida en Mutxamel presentaba nueve heridas de arma blanca

La mujer de 29 años, cuyo cadáver fue hallado ayer en Mutxamel (Alicante) a raíz de declararse un incendio en su vivienda, recibió nueve puñaladas presuntamente asestadas por su marido, han informado fuentes de la Guardia Civil y de la Subdelegación del Gobierno. Este hecho confirma, según han asegurado las mismas fuentes, que la muerte de esta mujer es "un episodio de violencia machista", el primero de este año que se registra en la provincia alicantina y el segundo en el conjunto de la Comunidad Valenciana.

De hecho, la subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, ha participado esta mañana ante la puertas de este organismo estatal en una concentración de repulsa a la violencia machista, en la que se han guardado cinco minutos de silencio. "Ha sido asesinada a manos presuntamente de su marido", ha dicho Llinares, quien ha asegurado que no existían denuncias por maltrato en el seno de esta pareja.

Aunque ambos estaban en trámites de separación, la pareja vivía "bajo el mismo techo" junto a sus dos hijos, uno de 5 y otro de 1 año de edad.

LA AUTOPSIA

La autopsia ha revelado, según ha apuntado el teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante, Ezequiel Romero, que la muerte de esta mujer se produjo como consecuencia de las heridas infligidas por la agresión de su marido con un arma blanca y no por el fuego que presuntamente y con posterioridad pudo provocar este último en el interior de la vivienda.

Este extremo no está aún confirmado ya que el hombre, que permanece ingresado en el Hospital de San Juan de Alicante por inhalación de humo, aún no ha declarado ante la Guardia Civil.

En declaraciones a los medios, Llinares ha aseverado que "la única forma de acabar" con la violencia machista "es denunciando".Con la muerte de esta mujer, la tercera en este mes de abril a manos de su pareja o ex pareja, se eleva a 19 el número de mujeres víctimas de violencia machista en lo que va de 2011 en España.

El pasado día 4 un joven rumano mató a su compañera, de 21 años, en Torrejón de Ardoz (Madrid) y el mismo día apareció el cadáver de Yanela Z.C., de 22, en una laguna del municipio navarro de Beriáin, cuyo exnovio se ha autoinculpado del crimen.

EL POSIBLE HOMICIDA ESTÁ INGRESADO INCONSCIENTE Y BAJO CUSTODIA

El hombre de 45 años que supuestamente causó la muerte de su pareja en un incendio en su vivienda de la localidad alicantina de Mutxamel sigue ingresado en un hospital inconsciente aunque con custodia policial. Fuentes de la investigación han informado de que este hombre se encuentra intubado y sedado en el hospital universitario de Sant Joan d'Alacant, situación que se mantendrá durante al menos las próximas horas, y que su vida no corre peligro.

Aunque se sospecha de él como autor del crimen machista de su pareja, de 29 años, la Guardia Civil no ha procedido aún a su detención formal. Esto es así porque aún no ha terminado la autopsia a los restos mortales de la fallecida, para aclarar si fue acuchillada antes del incendio, y porque en ningún momento el hombre ha estado consciente, lo que ha impedido que se le puedan leer sus derechos.

El incendio ocurrió ayer sobre las 15 horas en un ático del número 12 de la calle Pau de Mutxamel, y una vez allí los bomberos descubrieron al hombre inconsciente por el humo y el cadáver de la mujer carbonizado. La pareja tiene dos niños, de 1 y 5 años, que se encuentran con los abuelos maternos.