La expareja de Juana Rivas pide su detención para proteger a sus hijos

El abogado Adolfo Alonso, que representa al padre de los hijos de Juana Rivas, ilocalizable desde que incumplió la orden de entregarle a los niños, ha presentado un escrito en el Juzgado en el que pide medidas urgentes de protección de los menores, entre las que se incluye la detención de la mujer.

En un escrito de nueve páginas al que ha tenido acceso Efe, lo argumenta en la situación de riesgo en la que considera que se encuentran los niños y alude a la posible comisión, por parte de Juana, de delitos contra la administración de Justicia y de secuestro interparental de menores, además de los de violencia psicológica habitual tanto contra el padre como contra los hijos.

El letrado solicita que se acuerde la detención de la madre con una orden de difusión internacional para su ingreso en prisión. Refiere, además, que Juana Rivas se encuentra en "un estado psicológico de desequilibrio emocional y, por lo tanto, presenta riesgo para sus hijos, ya que sus comportamientos son imprevisibles y puede dirigirse contra éstos".

El escrito fue dirigido ayer al Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, que fue quién ordenó la entrega de los niños el miércoles pasado, para su envío "urgente" al Juzgado de guardia.

CAMPAÑA SOLIDARIA CON JUANA RIVAS

El caso de Juana Rivas, ilocalizable tras negarse a entregar a sus hijos a su expareja, condenado por maltrato, ha entrado hoy en la vía penal, mientras ella suma apoyos institucionales y de sus vecinos de Maracena (Granada), que han colgado carteles con el lema "Juana está en mi casa".

Estos apoyos han sido especialmente significativos hoy, a través de una concentración de varios cientos de personas en Maracena, muchas de las cuales llevaban el cartel "Juana está en mi casa", que también ha sido colocado en numerosos comercios del pueblo.

Una vez que el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, que ordenó en el ámbito civil la devolución de los dos menores, ha rechazado las medidas cautelares solicitadas por el padre, el Juzgado de Instrucción 2, en funciones de guardia, ha asumido esta tarde, por reparto, la investigación penal.

Entre las medidas pedidas para proteger a los niños por parte de la representación legal del padre italiano, que había atribuido a Rivas supuestos delitos contra la administración de justicia y de secuestro de menores, se incluía incluso la detención de la madre.

LAS REDES SOCIALES SE HAN VOLCADO CON JUANA RIVAS

Bajo el hashtag Juana está en mi casa, centenares de personas -ciudadanos partiulares y representantes políticos y de asociaciones feministas-,dejan mensajes de solidaridad con Juana Rivas, que sigue en paradero desconocido.

RAJOY: "HAY QUE PONERSE EN LUGAR DE ESTA MADRE Y SER CONSCIENTES DE LO QUE HA OCURRIDO"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este viernes, 28 de julio, a Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que permanece en paradero desconocido con sus hijos después de que un Juzgado ordenara el pasado miércoles la entrega de los dos niños al padre, que vive en Italia y que fue condenado en 2009 por maltratarla. "Hay que ponerse en el lugar de esta madre", ha afirmado.

"Hay que ser consciente de lo que le ha ocurrido: un matrimonio, ha tenido que irse a Italia, ha tenido que volver, ha sido dos veces agredida, su marido ha sido condenado por los tribunales. A las personas conviene atenderlas, a las personas conviene comprenderlas y luego está todo lo demás", ha asegurado tras la reunión del Consejo de Ministros.

Anteriormente, se ha referido al Pacto de Estado contra la Violencia de Género que se ratificará en el Parlamento, que se quiere "extender a CC.AA. y agentes sociales". "Quiero agradecer la disposición de todos los grupos políticos a la hora de acordar los términos de este pacto que les ofrecí en la sesión de investidura", ha afirmado.

"Este acuerdo supone también un mensaje y un compromiso de todos hacia las mujeres que hoy pueden estar sufriendo una situación de maltrato" ha añadido. "Es una forma de decirles que no están solas, que nos seguimos preocupando por ellas y que pueden y deben romper esta situación con la seguridad y la certeza de que la sociedad española las acompaña, las respalda y las apoya".