Los examinadores de tráfico desconvocan su huelga

Los examinadores de tráfico han desconvocado la huelga que mantienen desde hace cinco meses con la que reivindicaban un aumento de 250 euros en el complemento específico salarial. Tras reunirse con todos los grupos parlamentarios a excepción del PP, la asociación de examinadores de tráfico, Asextra, ha anunciado la desconvocatoria de los paros que de lunes a miércoles han mantenido desde el mes de junio.

El portavoz de Asextra, Joaquín Jiménez, ha asegurado que con la huelga no quisieron perjudicar a las ciudadanos, aunque ha pedido disculpas por las molestias ocasionadas, que han provocado la suspensión de al menos 193.000 exámenes teóricos y prácticos. Una situación que motivó que la DGT fijara para este mes unos servicios mínimos del 50 por ciento al fracasar las negociaciones con el colectivo para intentar llegar a un acuerdo.

"Ha sido la huelga más larga de la historia dentro de la administración, y me atrevería a decir que de cualquier sector, exactamente 65 días", ha afirmado el presidente del sindicato Asextra, Joaquín Jiménez, al tiempo que ha precisado que la decisión también va por la ciudadanía a la que ha pedido disculpas por los perjuicios de los paros.

En todo caso, ha advertido de que el final del conflicto "solo será definitivo" cuando el aumento solicitado quede reflejado en sus nóminas y ha asegurado que estarán "muy expectantes" ante los movimientos a todos los niveles tanto del Gobierno, administración pública y DGT durante los próximos días. Así, ha recalcado que "una vez más" dan un voto de confianza al Ejecutivo, al que avisan de que, de sentirse defraudados sabrán responder unidos y dejar constancia de su malestar a través de las acciones que estimen necesarias.

Igualmente, ha pedido a la DGT que abandone su "actitud pasiva" si quiere contribuir a normalizar la situación y que responda a la última propuesta enviada por el colectivo el pasado 1 de diciembre que, según asegura, está "prácticamente consensuada" por el organismo, y sobre a la que a día de hoy no han obtenido respuesta.

"El colectivo examinador da un paso al frente", ha sentenciado al tiempo que ha afeado al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido las críticas a los examinadores. "Nosotros sí hemos luchado por resolver el conflicto, pero no han querido --ha asegurado--. Los únicos que han buscado soluciones han sido todos los partidos, menos el PP, que ha mirado a otro lado".

Jiménez ha insistido en pedir a la DGT, en atención a los ciudadanos, que ponga lo necesario de su parte y que plasme por escrito los acuerdos y a Zoido que refleje "el rigor que requiere su puesto y asuma su responsabilidad".

Desde el inicio del conflicto, Tráfico ha mantenido que la demanda de los examinadores del aumento del complemento específico salarial era inviable.