El 63% de los españoles considera que las monedas y los billetes son los objetos más sucios

billetes_mano_470_euros
billetes_mano_470_euros |archivo

España es uno de los países en los que la percepción sobre la falta de higiene de los billetes y las monedas "es más alta" ya que, según ha revelado una encuesta encargada por MasterCard, el 63 por ciento de los españoles considera que el dinero en efectivo es el objeto más sucio.

En concreto, este estudio demuestra que la mayoría de los españoles considera que el dinero que manejan está "viejo, sucio y lleno de bacterias", lo que fue corroborado por una investigación de la Universidad de Oxford (Reino Unido), que indica que las monedas y billetes europeos "contienen una media de 26.000 bacterias".

Además, evidencia que las monedas más nuevas y limpias tampoco se libran de la suciedad, ya que "tienen unas 2.400 bacterias". A juicio del profesor de Ciencias de la Ingeniería en este centro universitario británico, Ian Thompson, la cantidad de estos microorganismos hallados "es suficiente para que gran cantidad de organismos patógenos transmitan algún tipo de infección".

Algunas de las bacterias halladas en billetes y monedas en anteriores estudios son "potencialmente dañinas", como las 'Klebsiella' y las 'Enterobacter', especies que "pueden producir enfermedades en seres humanos", indica. Además, el incremento en la resistencia de las cepas de bacterias a los antibióticos "supone una amenaza cada vez mayor", explica.

Retornando a los datos obtenidos en el estudio, se evidencia que en los otros 14 países encuestados el dinero en efectivo es también percibido como el objeto menos higiénico, con una media del 57 por ciento.

Tras el dinero, los ciudadanos consideran poco higiénicos "los pasamos de las escaleras mecánicas, los botones de los terminales de pago o los libros de las bibliotecas", aseguran los especialistas.

A juicio de la directora general de MasterCard para España y Portugal, Pilar Aurrecoechea, el 83 por ciento de los europeos cree que manejar efectivo es sucio y que los billetes y las monedas contienen bacterias. Por ello, "una gran cantidad de europeos prefiere pagar con tarjeta", concluye.