Una española muere en un accidente de bus en Francia con 30 heridos

autobus_italia_accidente
autobus_italia_accidente |Archivo

Una española y un francés murieron esta madrugada en Francia en un accidente de autocar que provocó además una treintena de heridos, informaron hoy a EFE fuentes oficiales, que añadieron que el chófer, de nacionalidad española, está hospitalizado.

El suceso tuvo lugar a la altura de la localidad de Fitou, en el sur del país, hacia las 01.30 horas (23.30 GMT) y por causas que todavía se tienen que esclarecer, indicaron fuentes de la prefectura de Aude.

El autocar, de la compañía Eurolines, había salido de Marsella con dirección a Murcia y entre sus 44 pasajeros había personas de nacionalidad española, francesa, ucraniana y rusa, pero la prefectura no dispone aún de la lista total de heridos de cada país.

La mujer fallecida tenía 55 años y su familia, que fue prevenida por otros pasajeros desde el teléfono móvil de la víctima, ya se ha desplazado hasta Francia para identificarla.

El chófer, según las primeras declaraciones ofrecidas por él a los gendarmes, aseguró que el accidente se produjo después de que un pasajero diera un volantazo para obligarle a frenar.

No obstante, según ha indicado el fiscal de Narbona, David Charmatz, esa explicación es "poco creíble" y no concuerda con lo afirmado por algunos testigos, por lo que debe ser comprobada en la investigación abierta, en la que se va a interrogar también a los pasajeros que no estaban dormidos en el momento del accidente.

El conductor está previsto que vuelva a declarar cuando salga del estado de shock que le ha provocado el accidente, pero los análisis que ya se le han realizado indican que no conducía bajo los efectos de alcohol o estupefacientes.

El autocar se salió de una barrera de seguridad en la autopista A9, y cayó cerca de unos 70 metros hasta el impacto final.

Hasta el lugar se desplazaron cerca de 130 bomberos, numerosos gendarmes, cuatro helicópteros y una veintena de ambulancias.

Los heridos, entre los cuales solo hay una persona grave pero cuya vida no corre peligro, fueron evacuados a los hospitales más cercanos, en Narbona, Perpiñán y Montpellier, mientras que los pasajeros indemnes fueron trasladados a un polideportivo de Fitou, donde se puso a su disposición un equipo de atención psicológica.

El autobúa de una empresa murciana

La mujer de 55 años fallecida esta madrugada en el accidente de un autobús que cubría la línea Marsella-Murcia es natural de la Comunidad Valenciana, y la empresa que realizaba el servicio, Eurolines, lo había subcontratado a la empresa Autocares Águilas, de esta población costera murciana.

Así lo ha conocido hoy Efe de fuentes próximas a la investigación y de Juan Francisco Gómez, responsable de la empresa subcontratada, que desde hace dos años facilita a Eurolines autocares y chóferes para cubrir ese trayecto en verano, cuando se incrementa la demanda de billetes.

Los tres conductores que viajaban en el autobús son de los municipios murcianos de Fuente Álamo, Lorca y Puerto Lumbreras.

Gómez ha relatado que solo uno de ellos tiene heridas leves y los otros dos están ilesos, pero no ha podido comunicarse con ninguno de ellos porque están retenidos por la policía francesa y la fiscalía de Narbona para prestar declaración sobre el accidente ocurrido sobre la 1.30 de la madrugada a la altura de la localidad gala de Fitou.

La mayoría de los 30 heridos leves en el accidente son de Ucrania y Rusia y ya han recibido el alta médica.

El autocar subcontratado siniestrado llevaba el rótulo de Autocares Gómez, porque algunos de los 27 coches de la flota de Autocares Águilas fueron comprados por Juan Francisco Gómez a la empresa lorquina en la que trabajaba con anterioridad y no los había rotulado con el nombre de la sociedad limitada con cuya documentación oficial viajaba ahora ese vehículo.

Desde varios años antes de que efectuara el servicio a Francia, Autocares Águilas hacía regularmente la subcontrata a Autocares Gómez.

Aunque tiene sede en Águilas, la empresa de autobuses con ese nombre tiene parte de sus instalaciones en la sede de Autocares Gómez, ubicada en la diputación lorquina de La Torrecilla, por las que Juan Francisco Gómez paga un alquiler.

Además del refuerzo en verano de esta línea entre Francia y España, Autocares Águilas efectúa trayectos urbanos entre ese municipio murciano cercano al límite con Almería y sus pedanías de Calabardina, El Cocón y Los Arejos.