Cada año se diagnostican 120 nuevos casos de Síndrome de West en España

Lucas nació completamente normal. Fue al mes y medio cuando comenzaron las convulsiones. A punto de cumplir cinco años tiene un desarrolo neuronal de un bebe de nueve meses.

El Síndrome de West es una de las llamadas enfrermedades raras que aparece durante el primer año de vida. Provoca crisis epilectivas, retraso mental y autismo. Los espasmos no debe confundirse con los colicos infantiles.

Se trata de una alteración cerebral cuya causa es muy variada. Deja secuelas para toda la vida de ahí la improtancia del diagnóstico precoz. Un electroencefalograma nos sacará de dudas.

En España hay unos 10 mil casos y al año se diagnostican 120 nuevos. Cada avance requiere mucho esfuerzo, terapia y atencion. Como Lucas muchos niños también tienen dificultades para hablar.

De momento el Síndrome de West no tiene cura, por eso todo es logro y su sonrisa es la mejor satisfacción.